Justin Bieber y Selena Gomez, la mofa de Hollywood

Marta Smith

La interminable historia de amor y odio de Justin Bieber y Selena Gomez es tan terroríficamente aburrida que hasta Kaley Cuoco y su marido, Ryan Sweeting, decidieron disfrazarse de ellos en Halloween.

Para darle un toque aun más gracioso decidieron intercambiarse sexos. Kaley se vistió del canadiense con un resultado realmente bueno. No dejó ningún detalle al azar y se puso sudadera, gorra y hasta se pintó los brazos con los tatuajes que luce Justin.

Por su parte, Ryan no se parecía tanto a Selena pero no será porque no lo intentó, el tenista se puso un vestido negro largo, peluca morena, pendientes collares y pulseras. La pareja estaba cuanto menos cómica, pero no sabemos que tal les habrá sentado la 'gracia' a los aludidos.

Tallulah Belle Willis, hija de Bruce Willis y Demi Moore también fue una de las celebrities que eligió vestirse de Justin para sopresa del resto de invitados a su fiesta.

El Halloween de Justin Bieber y Selena Gomez

Por su parte, los protagonistas de la mofa, pasaron una noche bastante distinta. El canadiense dejó a un lado las fiestas por un momento y compartió parte de la noche más terrorifica del año junto a Jaxon, su hermano pequeño. Ambos se disfrazaron de Power Ranger, tal y como compartió él en Instagram, y se lo pasaron en grande.

Selena, por su lado, prefirió dejar el disfraz para otro día y no participó en ninguna de las celebraciones a las que acuden las celebrities por Halloween habitualmente. La cantante se decantó por una noche de chicas (uno de sus planes preferidos) como demostró con una fotografía en sus redes sociales.