Miguel Ángel Silvestre, de Duque infeliz a gozar sin Blanca Suárez

Olivia Blanc

Miguel Ángel Silvestre vuelve a disfrutar de la profesión.

La vida de Miguel Ángel Silvestre ha sido una montaña rusa durante los últimos años. Desde su exitosa aparición en la serie ‘Sin tetas no hay paraíso’ el Duque no volvió a ser el mismo. Y es que el peso de la fama le pasó factura en lo personal.

Como él mismo ha declarado en una entrevista para la revista GQ, el éxito de la serie le dejó “paralizado” por lo que tuvo que “aprender a vivir la profesión como algo espontáneo”. Parece ser que su personaje de el Duque no le hizo tan feliz como se esperaba, y es que pasar del anonimato a la fama debe ser un golpe muy duro de soportar.

La ruptura con Blanca Suárez, un punto de inflexión para Miguel Ángel Silvestre

Al contrario de los que podíamos pensar, la ruptura de Miguel Ángel Silvestre con la actriz Blanca Suárez no ha sido tan mala como se suponía.

Pese al dolor que supone separarse de la pareja con la que ha vivido tantas experiencias, el actor está muy centrado en su profesión y en el nuevo desafío televisivo con Paula Echevarría, ‘Galerías Velvet’, una serie que puede suponer el regreso a lo más alto del que un día fue el Duque más querido de la televisión española.

Puedes leer más artículos similares a Miguel Ángel Silvestre, de Duque infeliz a gozar sin Blanca Suárez, en la categoría de Televisión en Diario Femenino.