Pequeños Gigantes y Mónica Naranjo arrasan en su estreno

Rocío Jiménez

Mónica Naranjo arrasa con Pequeños GigantesUna sexy Mónica Naranjo arrasa en Pequeños Gigantes. Twitter

Este lunes se estrenó la segunda edición del Talent show infantil, Pequeños Gigantes, y, como no podía ser de otra manera lo hizo por todo lo alto. Con un nuevo jurado, un padrino de lo más especial y grandes sorpresas, así arrancaba el programa capitaneado, una vez más, por Jesús Vázquez que consiguió mantener pegados al televisor a casi 3 millones de espectadores y se consolidó como segunda y potente opción frente a la ficción de Antena 3, Mar de plástico.

Un increíble mini Raphael, segundas y merecidas oportunidades, un nivel de baile sorprendente, así fue la primera gala de un concurso que promete dar mucho de qué hablar. La novedad llegaba de la mano del ganador de la primera edición, Pablo, que se convirtió en el quinto padrino y cuyo grupo se compuso de talentitos que habían sido descartados.    

Por qué Mónica Naranjo es la perfecta jurado

Mónica Naranjo no defraudó a sus seguidores y demostró el gran talento que le caracteriza y la vitalidad y frescura que la poseen en cada valoración, y por ello tenemos varias razones que hacen de la artista la mejor jurado que un talent show puede tener.

1. Es natural como la vida misma. La intérprete de Sobreviviré no tiene pelos en la lengua y lo mismo te hace una buena crítica que suelta un "taco" con gracia, y por ello nos regala los momentos más divertidos en cada gala que capitanea.

2. Talento y pasión. Coronada como una de las mejores voces del mundo por la crítica internacional, la pantera de Figueras es todo un referente musical con un conocimiento y talento que le permite valorar con juicio. 

3. Es mediática y muy seguida. La diva del pop tiene tras ella millones de seguidores por todo el mundo que no dudarán en pegarse a la pequeña pantalla para ver cómo se defiende, una vez más, en el mundo televisivo. 

¿Necesitáis más razones? Pues una más... ¡la adoramos!