Qué es y cómo tratar el complejo de castración en niños y niñas

El complejo de castración está en estrecha relación con el complejo de Edipo

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cómo superar el complejo de castración

Muchos de los complejos psicológicos provienen de la infancia y están relacionados con la sexualidad. Es el caso del complejo de castración que, según Sigmund Freud, se trata de una fase por la que pasan casi todos los niños y niñas. La forma en que se supere este complejo puede determinar la sexualidad de su vida adulta. En nuestro diccionario de complejos tratamos también el complejo de castración.

El complejo de castración en niños y niñas

El complejo de castración surge en la infancia, entre los 3 y los 5 años de edad, en el momento en que se descubre la diferencia de los genitales masculinos y femeninos. En estrecha relación con el complejo de Edipo, los niños descubren que tienen un pene y sufren la angustia de perderlo. Por su parte, las niñas descubren que no tienen pene y sufren la llamada envidia del pene.

Este complejo de castración pertenece al tipo de los complejos psicológicos y fue desarrollado por Freud. En su explicación del complejo, el famoso psicoanalista ofrece elaboradas teorías acerca de la percepción de la sexualidad en la infancia en la que el aspecto fálico cobra especial protagonismo. A partir de este descubrimiento de los genitales, niños y niñas empiezan a desarrollar este complejo que puede afectar a su vida sexual de adultos.

Cómo superar el complejo de castración

Consejos para superar el complejo de castración en la infancia

Si el niño se deja llevar por la angustia y el miedo a ser castrado o a perder su pene y la niña se acompleja por la falta de ese pene sintiéndose inferior por ser diferente, el complejo puede tener repercusiones en su vida adulta. Muchos de los complejos sexuales surgen por no haber superado saludablemente este complejo de castración.

Un complejo de castración perceptible en la edad adulta debe ser tratado por especialistas de la conducta. Sin embargo, los padres son los primeros que deben intentar razonar con los niños acomplejados hablando de sexualidad con ellos de forma natural y no castigándolos cuando empiezan a descubrir su propio cuerpo.

Es importante llegar a la edad adulta sin tabúes ni represiones sexuales porque la forma en la que se descubre la sexualidad en la infancia va a determinar la vida sexual adulta. Los complejos sin superar en la infancia dan como resultado adultos acomplejados con comportamientos que pueden llegar a ser peligrosos.