Complejo de pecho caído: cómo vencer a la fuerza de la gravedad

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

En física estudian la fuerza de la gravedad como algo inevitable y también lo podemos comprobar por nosotras mismas con el paso de los años. Y es que todo en nuestro cuerpo tiende hacia abajo. El complejo de pecho caído es uno de los complejos más frecuentes, pero tiene solución. Descubre en nuestro diccionario de complejos cómo contrarrestar la fuerza de la gravedad.

El complejo de pecho caído, uno de los complejos más frecuentes

Tal vez las mujeres más jóvenes no se han percatado aún de este problema que acompleja a millones de mujeres. El pecho tiende a caerse con la edad, con los cambios hormonales, con los embarazos, con el periodo de lactancia...Mantener los pechos firmes y en su posición original es una auténtica lucha contra la física, pero se puede lograr.

Este complejo físico de pechos caídos se sufre especialmente en la intimidad, a la hora de las relaciones sexuales, cuando toda la ropa sobra. Porque durante el resto del día, un sujetador adecuado puede tornar invisible el complejo, realzando los pechos como los de una veinteañera. Que el complejo de pecho caído se haga evidente solo cuando nos despojamos de la ropa, no le resta conflictividad a este problema que está muy relacionado con el miedo a envejecer.

Cómo superar el complejo de pecho caído

No falta quien recurre a la cirugía estética para superar un complejo de este tipo. Pero a nosotras nos parece una medida demasiado radical. Existen muchos remedios caseros para reafirmar y elevar el busto, aunque lógicamente no tienen la inmediatez de una cirugía. Los expertos recomiendan que para mantener el pecho elevado uno de los mejores trucos es terminar la ducha con agua fría y no olvidarnos de la crema reafirmante.

Lógicamente, el mejor método para solucionar el complejo de pecho caído es el ejercicio físico. No hace falta machacarse en el gimnasio para mantener el pecho en su lugar original, con unos sencillos ejercicios en casa unas 3 veces por semana basta para conseguir un pecho bonito y olvidarnos de complejos.

Lo único que necesitamos para realizar los ejercicios destinados a elevar el pecho son dos mancuernas de no más de 2 kilos. Tumbadas boca arriba con las piernas flexionadas, abrimos los brazos formando una T, los levantamos para llegar a juntar las pesas. Podemos hacer 3 series de 15 movimientos cada vez. En este ejercicio solo movemos los brazos, pero los resultados se ven en un pecho más firme y elevado.

Puedes leer más artículos similares a Complejo de pecho caído: cómo vencer a la fuerza de la gravedad, en la categoría de Autoestima en Diario Femenino.