Al látex o al semen: las alergias sexuales más comunes

Algo tan placentero como hacer el amor puede convertirse en una pesadilla si tienes alguna alergia

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cuáles son las alergias sexuales más comunes

Mucha gente tiene alergia al polen, al polvo y cada vez más personas, por ejemplo, tienen problemas con la lactosa. Lo que no nos esperábamos es que un contexto tan placentero como el sexual, también puedan darse algunas alergias que te pueden complicar bastante ese momento de placer. Descubre cuáles son las alergias sexuales más comunes.

Las alergias sexuales más comunes

Las alergias sexuales siguen sujetas a debate entre la comunidad científica, pero quienes la sufren lo tienen muy claro. La alergia más común en territorio amante es al látex, algo que complica bastante la necesidad de tener sexo seguro porque en este caso los preservativos son el potencial enemigo. Erupciones en el pene o en los labios vaginales son los síntomas que revelan una alergia al látex del que están compuestos los preservativos.

Pero también hay mujeres que sin utilizar preservativo observan los mismos síntomas tras las relaciones sexuales. Y eso es porque tienen alergia al semen de su pareja. La mayoría de los expertos aseguran que esta alergia puede deberse más a la alimentación que sigue la pareja, que a una alergia al líquido seminal en sí.

La alergia a los besos toma posiciones entre las alergias amatorias más frecuentes. ¿De verdad te puede dar alergia un beso? Parece que sí, sobre todo si eres alérgico a algunos de los componentes de la barra de labios o tu pareja ha comido algo a lo que tienes intolerancia.

También hay alergias sexuales

Otras alergias sexuales más sorprendentes

Pero hay más, porque tratándose de alergias no se acaba nunca. Un grupo, por suerte reducido, de hombres afirman ser alérgicos a su propio semen. Cuentan que tras eyacular sufren síntomas como sudores fríos, temblores o incluso fiebre, pero la mayoría de los expertos no consideran este cuadro una alergia y lo dejan en manos de la psicología.

El fluido masculino no es el único causante de alergia, también lo es el flujo vaginal. Hay casos de hombres que han sufrido quemaduras o escozor en el pene después de la penetración, pero los médicos aseguran que esto solo se puede producir si la vagina tiene una infección por hongos y en casos muy aislados.

Otra alergia sexual que nos ha llamado la atención es la alergia a la menstruación. Cuando ya todos y todas estábamos convencidos de que la regla no era un impedimento para el sexo, la ciencia nos descubre que el aumento de la progesterona en el torrente sanguíneo unido a la testosterona puede provocar (en casos aislados) una reacción alérgica.

Pero como decimos, todas estas alergias son poco frecuentes y la mayoría de las personas podremos seguir disfrutando del sexo seguro sin temor a una reacción alérgica.