Por qué deberías escoger bien tu lencería para tu salud vaginal

Rosa Torres

La salud vaginal y la elección de la lencería

Si has leído bien, la ropa interior también puede provocar infecciones vaginales. Seguro que cuando vas a comprarla olvidas que beneficios o desventajas tiene para ti el tipo de tela de la que está hecha esta prenda. Por eso, muchas mujeres se plantean si usar o no ropa interior para evitar las molestias en la zona íntima. Sin embargo, ¿qué problemas vaginales pueden aparecer?

Principales problemas vaginales con la lencería

Los problemas vaginales más comunes suelen ser infecciones, provocados por la escasa transpiración de la tela en la zona, esto es, que el calor o humedad se acumula en la misma y, por tanto, da lugar a la aparición de infecciones.

Un motivo para la aparición de infecciones es la ropa interior de nylon. Suele ser una de las que provoca infecciones vaginales por hongos. El nylon atrapa el calor y la humedad, por lo que no deja transpirar y hace que el hongo aparezca y pueda multiplicarse rápidamente. La lycra, una tela que muchas adoran por su comodidad, elasticidad y tacto. El problema es que es una fibra sintética con una base de plástico, absorbe la humedad y hace que aumente la temperatura de la vagina. ¿El resultado? la aparición de células Candida.

Por otro lado, si utilizas ropa interior mojada, es otro de los problemas que puede provocar hongos en la vagina. Por eso, utiliza ropa interior seca después del baño, especialmente en verano. Otra de las prendas que puede hacer revivir una infección es el uso del tanga o ropa interior muy ajustada. El tanga hace que la zona del ano entre en contacto con la vagina, lo que genera un gran foco de bacterias en estas dos zonas, provocando, además de hongos, mal olor o flujo de otro color (verde o amarillo). Según los expertos, se altera el PH de la vagina y el crecimiento de microorganismos puede dar lugar a daños más serios.

En resumen, si la ropa interior que utilizas no deja transpirar, problablemente sufras infecciones vaginales que deberás tratar inmediatamente antes de que se convierta en una molestia mayor. La ropa de algodón siempre es la mejor opción, ya que evita la humedad y el calor en la vagina, por lo que ésta se mantiene seca y huye de infecciones futuras.