10 cosas que no sabías sobre el clítoris

María José Roldán Prieto

Lo que no te contaron sobre el clítoris

"Ese pequeño botón" que todas las mujeres tienen entre las piernas parece que a veces sea un gran misterio para el hombre. Pero "ese pequeño botón" es el clítoris y es en sentido figurado, cualquier cosa menos pequeño. Es más, es un poderoso órgano del placer sexual femenino y es posible que no sepas algunas cosas de él. Para que una mujer pueda disfrutar del sexo el clítoris tiene que estimularse previamente. ¿Quieres saber 10 cosas que muy probablemente no sabías sobre el clítoris?

10 cosas que no sabías sobre el clítoris

1. Sólo por placer. Este órgano sexual a diferencia del pene que tiene un propósito reproductivo, es el único órgano humano que existe solamente para dar placer sexual a la mujer.

2. Es extramadamente sensible. El clítoris tiene por lo menos 8.000 terminaciones nerviosas sensoriales a diferencia de los 4.000 que tiene el pene. Esto hace que esa "pequeña" zona sea la parte más sensible de la zona erógena de una mujer. Las poderosas sensaciones del clítoris pueden ser repartidos en la zona pélvica y afecta a otras 15.000 terminaciones nerviosas.

3. Puedes llegar al orgasmo a través de la estimulación del clítoris sin necesidad de penetración vaginal.

4. El clítoris no para de crecer. A medida que la mujer crece el clítoris también lo hace. Cuando la mujer llega a la menopausia es siete veces más grande de lo que lo era al nacer. La mayor parte del clítoris no se ve pero puede ser incluso más grande que el pene por eso los orgasmos de las mujeres pueden ser más intensos.

5. Todas las especies de hembras mamíferos tiene clítoris pero sólo los seres humanos han evolucionado para utilizarlo como placer sexual. Pero muchas hembras mamíferos también pueden experimentar placer sexual gracias al clítoris.

6. Es la punta del iceberg. La mayoría del clítoris (alrededor de tres cuartas partes) se oculta a la vista porque está en la zona interna del cuerpo femenino.

7. Las mujeres tienen erecciones. Así es, el clítoris cuando está excitado tiene una erección y cuando ha tenido el orgasmo se relaja.

8. Fue en 1960 cuando se reconoció (por un hombre) su importancia para que la mujer pueda alcanzar el orgasmo en las relaciones sexuales.

9. No fue hasta 1998 cuando la urólogo australiana Helen O'Connell hizo investigaciones con mujeres voluntarias y pudo entender la anatomía completa del clítoris. 

10. El orgasmo femenino llega más rápido con estimulación del clítoris.