Cambios de la vagina durante las relaciones sexuales

Durante la excitación, las paredes de la vagina y el cuello de la matriz producen un líquido viscoso que tiene diversos fines. Entre las funciones de la lubricación se encuentran la de actuar como un antibiótico natural de la vagina y favorecer las relaciones sexuales.

Debido a la excitación durante el acto sexual, los labios mayores y menores de la vagina sufren una inflamación sin importancia. Una vez alcanzado el clímax, algunas mujeres realizan mucha presión en las paredes de su vagina lo que produce un placer intenso en su pareja.  

Muchas mujeres, sufren molestias a la hora de mantener relaciones sexuales, esto puede ser debido fundamentalmente a dos cosas: falta de lubricación en las paredes de la vagina, causando disminución en el apetito sexual, o que tengamos una infección en nuestra zona íntima.

En el caso de encontrarnos con alguna molestia a la hora de practicar el coito, debemos de consultar con nuestro ginecólogo, ya que puede tratarse de una infección leve causada por hongos, una irritación producida por usar prendas íntimas que no sean de algodón, hasta tratarse de un tema más serio, como puede ser una enfermedad de transmisión sexual

Beneficios de ejercitar la vagina

El hecho de fortalecer la vagina con los conocidísimos ejercicios de Kegel nos asegura una mejoría en la calidad de nuestras relaciones sexuales, pero no sólo para nosotras sino también para nuestra pareja. 

Los beneficios no solo se centran en lograr un mayor placer sexual sino también en evitar posibles pérdidas de orina o facilitar el momento de dar a luz a nuestro bebé. 

Eugenia Carré  •  lunes, 10 de junio de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x