Cinco posturas sexuales para estimular el clítoris

Posturas para tener mayor placer

María José Roldán Prieto

 

La mujer necesita una estimulación en el clítoris para llegar al orgasmo y esta regla no se puede romper en ninguna relación sexual. Para que una mujer disfrute del sexo su clítoris tendrá que estar bien estimulado. En la mayoría de ocasiones el clítoris puede ser estimulado con con las manos, con lubricantes o con objetos sexuales para este fin. Pero en ocasiones para que el orgasmo sea mucho más intenso, la mejor idea es acompañar la estimulación del clítoris con posturas sexuales placenteras.

Cinco posiciones placenteras para el clítoris

1 La postura de la mariposaEn esta posición la mujer tiene la espalda sobre la cama y las caderas en el borde de la misma y el hombre le penetra mientras él está de pie. Entonces la mujer tendrá que poner las piernas sobre los hombres del hombre y sus caderas se inclinarán ligeramente hacia arriba. Esta posición ayudará a encontrar un ángulo estupendo para la penetración profunda y conseguir unos orgasmos vaginales intensos mientras se estimula el clítoris (para que exista orgasmo vaginal debe haber también orgasmo de clítoris). Además, si el hombre puede conseguir una buena penetración profunda se podría estimular el punto G de la mujer llegando a un orgasmo increíble.

2 El misionero modificado: Hay que empezar por la posición del misionero y una vez que el hombre pentra a la mujer de forma profunda tendrá que llevar sus piernas entre las piernas de la mujer. Después tendrá que desplazar su peso ligeramente hacia adelante para que el eje de su erección esté produciendo una presión firme y una fricción suficiente en el clítoris mientras se mueve, y así la mujer podrá disfrutar al máximo. Se puede conseguir un orgasmo muy potente.

3 La postura de la mesa: Se necesita una mesa con la altura adecuada para que el hombre pueda penetrar a la mujer de pie mientras ella está tumbada encima de la mesa. Es una postura muy excitante y que aún excita más si se hace con la ropa puesta y sólo se dejan los genitales al descubierto. En esta postura tanto la mujer como el hombre pueden estimular el clítoris con la mano para que la conexión sea perfecta.

4 La postura de las tijeras: La posición de las tijeras sentados permite que la mujer tenga el control para determinar la profundidad que desea en la penetración, además también podrá decidir el ángulo de la misma y la cantidad de estimulación del clítoris. El hombre se pone en la espalda de la mujer  y con las rodillas dobladas y ella tendrá que extender una pierna a un lado de la cadera y la otra entre las piernas del hombre. Es una postura estupenda para controlar todo. Para estimular el clítoris puede friccionar con el hombre o tocarse directamente.

5 La postura de la pared: Esta postura sexual es muy excitante ya que el hombre puede apoyar a la mujer por delante o por detrás hacia la pared mientras le penetra estando él detrás. Con un buen movimiento podrá estimularle el clítoris mientras le penetra en esta postura donde el contexto es muy importante. 

 

Puedes leer más artículos similares a Cinco posturas sexuales para estimular el clítoris, en la categoría de Ginecología en Diario Femenino.