Cirugía vaginal: cómo rejuvenecer la vagina y aumentar el placer sexual

María Fernández

Aunque parece que las estadísticas apuntan a que se están reduciendo las operaciones estéticas al tiempo que aumentan los tratamientos, no ocurre lo mismo en lo que respecta a la vagina. En un momento en el que lo que más importa es la estética, se ha puesto de moda la cirugía vaginal. Se trata de una técnica para hacer tu vagina más bonita pasando por quirófano. Cada vez más mujeres están interesadas en que sus genitales tengan una buena apariencia ya sea porque tras un parto han quedado deformados o porque no están del todo conformes con su forma y aspecto.

Quizá su popularidad se deba a que se trata de una intervención de menos de una hora con anestesia local, lo que reduce los riesgos frente a otro tipo de cirugías estéticas. Como puede parecer obvio, tras pasar por quirófano, es necesario tener una higiene vaginal extrema y un periodo de algunas semanas sin practicar sexo.

Una de las operaciones más demandadas es aquella que reduce los labios menores dado que, si son demasiado grandes, pueden resultar anti estéticos cuando llevas bañadores o ropa interior ajustada. De este modo, se consigue rejuvenecer la vagina y recuperar algo de la sensibilidad al tener relaciones sexuales que se había podido perder al dar a luz.

Cirugía vaginal para tener más placer sexual

Otra forma para conseguir más placer durante el sexo es a través de las inyecciones de ácido hialurónico en el punto G. Esta sustancia, que se utiliza también para reducir las arrugas, hace que el conocido como el botón del placer se agrande y, por tanto, se hace más fácil acceder a él y la mujer es más estimulada.Los orgasmos podrían crecer en intensidad. La intervención para inyectar la sustancia no dura más de un cuarto de hora y necesita anestesia local.

Por último, para evitar esa sequedad vaginal asociada a la menopausia, muchas mujeres se someten al láser intravaginal. El objetivo de utilizar el láser para conseguir el rejuvenecimiento de la vagina es reducir la incontinencia urinaria por esfuerzo o equilibrar el descenso de los niveles de estrógenos provocados por la menopausia.

Siempre que quieras someterte a cualquier tipo de cirugía estética, no solo vaginal, debes asegurarte que la clínica está debidamente preparada para realizar esa operación y, ante la duda, pregunta a tu médico de confianza.

Puedes leer más artículos similares a Cirugía vaginal: cómo rejuvenecer la vagina y aumentar el placer sexual, en la categoría de Ginecología en Diario Femenino.