¿Es distinto el flujo vaginal tras el embarazo?

María José Roldán Prieto

El flujo vaginal tras el embarazo

Antes de quedar embarazada es posible que te fijaras en cómo era tu flujo vaginal con más intensidad puesto que dependiendo del color o de la textura podrías estar en tus días fértiles o no. Durante el embarazo es posible que por los cambios hormonales también sintieras que de vez en cuando el flujo vaginal iba cambiando de textura pero sin nada que tuviera que preocuparte, pero tras el embarazo, ¿es distinto el flujo vaginal?

El flujo vaginal tras haber estado embarazada

Tu flujo vaginal una vez que has dado a luz no difiere mucho a cuando tenías antes de quedarte embarazada, aunque justo después del embarazo tendrás que pasar por los loquios o la cuarentena. Los loquios es el flujo vaginal que consiste en la sangre o el tejido del que tu cuerpo se desprende desde el revestimiento del útero y las bacterias.

Después de pasar los loquios tu flujo vaginal se normalizará y seguirá teniendo su función de limpieza de tu reproductor femenino para tener siempre a tu vagina limpia y a evitar las posibles infecciones. Aunque la cantidad de flujo puede variar, así como el olor o el tono según tu ciclo menstrual o si estás excitada sexualmente, no diferirá mucho tu flujo vaginal tras el embarazo a cómo era tu flujo vaginal antes de quedarte embarazada.

Únicamente tendrás que prestar mayor atención -como siempre has hecho en otras ocasiones- en que si empiezas a notar cambios significativos en tu flujo vaginal como que cambia de color, huele mal y además tienes comezón o ardores, tendrías que acudir a tu médico porque podrías estar pasando por una infección u otras condiciones que deberá valorar tu médico.