Qué dicen los pezones de ti

Hay 5 tipos: pezón invertido, retraído, plano, común o hinchado

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cómo eres según tus pezones

¿Cómo son tus pezones? Lo decimos porque no hay dos iguales y eso puede provocar algún que otro complejo. Eso en el caso de que te hayas parado a observarlos detenidamente, claro. ¿Te fijas en tu pezones? Deberías hacerlo porque los pezones dicen mucho de ti. Te contamos todo sobre ese pequeño botón que reina en tus pechos.

Dime cómo es tu pezón y te diré cómo eres

Hay muchos tipos de pezones, de hecho rara vez te encuentras con dos iguales. Pero en líneas generales podemos distinguir 5 tipos diferentes que te ayudarán a entender muchas cosas de tu personalidad.

Qué tipo de pezón tienes

+ Pezón común

El pezón común ese pezón casi idealizado que además es el más frecuente. La areola se desmarca del resto del pecho con un color rosado diferente pero sin estridencias y la protuberancia (o el pezón) sobresale ligeramente como en una perfecta guinda de pastel. No quiere decir que este tipo de pezones sea el "normal", los demás también son normales, pero sí es el más habitual.

La forma de tus pezones marca en parte tu personalidad. Que tengas este pezón común hará que no tengas ningún tipo de complejo, al menos en cuanto a las partes más íntimas, y eso se traduce en una persona sin inseguridad que sabe disfrutar del placer que le da su propio cuerpo y del resto de los placeres de la vida.

+ Pezón hinchado

El tipo de pezón hinchado también es bastante frecuente. Sobresale mucho del pecho y la areola también, lo que provoca un conjunto visual que a los hombres les encanta. Tus pechos reciben toda la atención y tú también les prestas atención.

Las mujeres que se dedican con mimo a cuidar sus pechos y a atender sus pezones son mujeres que viven su sexualidad libremente, conscientes de su poder de seducción y seguras de sí mismas. No hablamos solo de una actitud en la cama, sino de una actitud poderosa y empoderada en todos los ámbitos de la vida.

+ Pezón invertido

Fuente de numerosos complejos, el pezón invertido está como escondido dentro de la areola, no sobresale. Lo primero que provoca este tipo de pezón es extrañeza, pero no hay nada extraño en él, porque la naturaleza es así de caprichosa y, sobre todo, no indica ningún problema de salud, que es lo que importa.

Las mujeres con pezones invertidos han tenido que luchar por superar ese complejo que sitúa sus pechos como "diferentes". Empeñados como estamos en catalogar y etiquetar, al principio habrás tenido que luchar contigo misma para aceptarte, pero los años y la experiencia te dan la fuerza y la valentía suficientes como para mostrarte al mundo tal y como eres.

Qué dicen tus pezones de ti

+ Pezón retraído

Muy parecido al invertido, el pezón retraído tampoco se ve a simple vista. Sin embargo, cuando se excita, sale a la superficie en una puesta en escena espectacular con la que todo el que lo presencie disfruta.

Las mujeres con este tipo de pezones retraídos son conscientes de la pequeña extravagancia de sus pechos y del efecto que eso produce en los demás. Sus pezones se convertirán en los juegos previos preferidos en las relaciones y eso se combina con un carácter natural y espontáneo.

+ Pezón plano

No está escondido, ni sobresale. Este tipo de pezón está en el mismo plano que la areola y el resto del pecho, lo que no deja de ser una curiosidad por alejarse del modelo estándar. Pero no hay problema ni de salud ni de complejos, porque el pezón plano tiene sus ventajas.

Si a muchas mujeres les da reparo que se les note el pezón bajo la ropa, aquí no hay reparo posible. Por eso las mujeres con el pezón plano suelen ser mujeres activas, dinámicas poco preocupadas por las apariencias y más interesadas en el interior de las personas.

Y tú, ¿qué tipo de pezón tienes?