Tensado vaginal, la solución a la pérdida de placer sexual

Andrea Collantes

Con el paso de los años la vagina puede perder tonicidad debido a la disminución de los niveles de estrógenos y la pérdida de concentración de colágeno y elastina de la piel. Estos factores influyen directamente sobre la disminución del placer en las relaciones sexuales.

Además, el parto hace que se rompan muchas fibras contribuyendo a que las paredes de la vagina se relajen y pierdan tensión vaginal.

En qué consiste el tensado vaginal

Gracias a los avances de la tecnología, hoy contamos con lo que se conoce como tensado vaginal. Es un procedimiento médico no quirúrgico, indoloro y no invasivo mediante el cual se puede aumentar la tensión de la vagina, disminuyendo su diámetro o estrechándola, para conseguir así una mayor fricción en el acto sexual. El procedimiento tiene una duración aproximada de 15 minutos en la que mediante la aplicación de laser se contraen las fibras de colágeno que se encuentran en la submucosa de la vagina y promueve además la síntesis de nuevo colágeno en el área vaginal.

Una vez realizado el procedimiento, se aconsejan 72 horas de reposo puesto que no se ocasiona ningún tipo de herida o quemadura si no que lo que hace el laser es aprovechar el efecto térmico para contraer y aumentar la tensión en el interior de la vaginaNo tiene contraindicaciones ni complicaciones conocidas sino que destaca además entre sus ventajas la reducción de posibilidades de sufrir incontinencia urinaria y el prolapso vaginal.

Indicado para todo tipo de mujeres que posean una buena salud vaginal, el tensado ofrece excelentes resultados mejorando la sensibilidad y disfrute sexual de la mujer así como de su pareja.

Puedes leer más artículos similares a Tensado vaginal, la solución a la pérdida de placer sexual, en la categoría de Ginecología en Diario Femenino.