Infecciones vaginales: cómo prevenirlas

María José Roldán Prieto

Las infecciones vaginales también son conocidas como "vaginitis" y se usa este término cuando varias condiciones causan una infección o una inflamación en la vagina. Por ejemplo, la vulvovaginitis es la inflamación tanto de la vagina como de la vulva y puede ocasionarse a causa de una infección vaginal causada por organismos externos como bacterias, virus, irritaciones, productos químicos e incluso a causa de la ropa cuando está en contacto con esta área. Incluso en otras ocasiones las infecciones vaginales pueden ser causadas por transmisión sexual

La vagina normalmente está protegida gracias a los microorganismos que habitan en ella, esto hará que tenga un nivel de acidez óptimo y que los agentes externos y agresivos no la ataquen. Pero esta defensa de la vagina puede verse perjudicada por muchos motivos, como por ejemplo; mucha higiene o falta de ella, relaciones sexuales sin protección o con prácticas inusuales, cambios hormonales, tratamientos con antibióticos, algunos anticonceptivos orales, bacterias del ano que han ido a la vulva por una mala higiene, etc. Los motivos pueden ser muchos y muy variados, pero resulta imprescindibles cómo prevenirlo para no padecerlo, ya que una infección vaginal duele mucho y es muy molesto.

Normalmente la vaginitis se identifica porque pica la vagina, se siente ardor y escozor al orinar, la zona afectada está enrojecida, el flujo parece una pasta y huele mal, duele la vagina, existen pequeños sangrados, etc.

¿Qué puedes hacer para prevenir las infecciones vaginales?

Existen maneras de prevenir las infecciones vaginales pero no se conoce la manera para prevenirlo al 100%. Pero a continuación te damos algunos consejos para que puedas prevenirlas todo lo posible:

Para empezar, si tienes varias parejas sexuales o no tienes una pareja estable, es aconsejable el uso de preservativos. En el mismo ámbito sexual y ginecológico, si crees que puede ser a causa de tus pastillas anticonceptivas acude a tu médico para buscar una solución.

En cuanto al concepto médico, es recomendable utilizar recursos para aumentar tus defensas cuando estás tomando antibióticos y mantener tu área vaginal seca, sobre todo después de la ducha (si es necesario seca la zona con el aire templado de un secador).

Para el caso de las prendas, es utilizar ropa interior de algodón y evitar llevar ropa (pantalones, braguitas o tangas) demasiado apretada, ya que el roce puede crear infección.

En cuanto a la higiene íntima, es mejor si limpias la zona de delante hacia atrás y nunca al revés (así evitarás que puedan pasarse las bacterias del ano a la vagina).

Por otra parte y en términos generales, son recomendables los siguientes pasos:

- Cambiar siempre un traje de baño cuando no estés en el agua, y nunca llevarlo mojado.

- Reduce la ingesta de azúcar ya que este alimento puede agravar la situación.

- Evita productos químicos que puedan perjudicarte.

- No utilices tampones de baja calidad.

- Lava tus manos antes y después de ir al baño.

- Bebe mucha agua durante el día.

- Orina antes y después de mantener relaciones sexuales, inténtalo aunque no tengas ganas.

- Viste ropa holgada y cómoda.

Recuerda acudir a tu médico ante cualquier anormalidad en tu vagina, sobre todo si notas picores, irritación, hinchazón o rojeces. ¿Conoces algún método más para prevenir las infecciones vaginales?