Sexo para combatir el insomnio: ventajas y desventajas

Laura Sánchez
Laura Sánchez Especialista en interpretación de sueños

Queremos vencer el insomnio. Queremos dormir y además queremos dormir bien. Pero para obtener una buena calidad de sueño es necesario acostarnos relajadas, tranquilas, sin preocupaciones rondándonos la cabeza, sin ruidos, sin televisión, ni teléfono móvil. Debemos desconectar para dormir. Por eso muchos apuntan a un remedio sencillo, saludable y eficaz para logar ese bienestar que nos induzca al sueño: el sexo.

Sexo para dormir bien

No entra dentro de los clásicos tratamientos contra el insomnio, pero lo cierto es que viene avalado por muchos especialistas del sueño. El sexo es bueno para dormir. Podría considerarse una especie de remedio casero contra el insomnio porque mucha gente asegura que una sesión de sexo nocturno les ayuda a conciliar el sueño. Son los hombres lo que más se benefician de esta práctica para dormir mejor y no estamos entrando en el terreno de los conflictos entre hombres y mujeres.

Si los hombres concilian mejor y más rápidamente el sueño después del sexo es por una cuestión fisiológica. En cualquier caso, las mujeres también encuentran ciertas ventajas en esto de practicar sexo antes de dormir porque si bien, no le induce al sueño inmediatamente, sí les proporciona la relajación y el bienestar que el cuerpo necesita para dormir bien.

Bienvenida sea esta terapia sexual contra el insomnio. Aún sin resultados científicos comprobados, es seguro que si eliminamos del dormitorio algunos de los enemigos del sueño, como el televisor, y nos dedicamos a practicar sexo, a buen seguro vamos a descansar mejor.

Sexo para no dormir

Pero practicar sexo para dormir mejor también tiene sus inconvenientes. De la misma forma que no se recomienda practicar ejercicio físico justo antes de ir a dormir, se puede decir que con el sexo se aumenta la producción de adrenalina y la estimulación del sistema nervioso no es la mejor manera de combatir el insomnio.

Por eso, si practicar sexo antes de dormir supone un relajante o, por el contrario un estimulante, deberá decidirlo cada persona según las reacciones de su propio cuerpo. Aunque si hay algo que no le podemos negar al sexo es su capacidad para alejar las preocupaciones de nuestra cabeza. Y en todo caso, todo es cuestión de probar todos aquellos remedios naturales contra el insomnio que carecen de efectos secundarios y quedarnos con el que mejor resultados nos dé.

 

Puedes leer más artículos similares a Sexo para combatir el insomnio: ventajas y desventajas, en la categoría de Insomnio en Diario Femenino.