Cómo afecta la menopausia a las relaciones sexuales

Dolor en las relaciones sexuales

Los trastornos de la menopausia dejan notar sus efectos en todo nuestro cuerpo, incluso pueden ocasionar determinados problemas psicológicos. Pero una de las partes que más acusa el paso del tiempo y las consecuencias de la llegada de la menopausia es nuestra zona íntima, algo que puede repercutir en nuestra vida de pareja ya que las relaciones sexuales pueden volverse más incómodas y hasta dolorosas.

Dolor en las relaciones sexuales en la menopausia

La mayoría de las mujeres experimentan un cambio en su vida sexual tras la menopausia. Todos los cambios físicos y emocionales influyen, pero la causa de esa disminución de la actividad sexual responde fundamentalmente a la transformación que sufre nuestra zona íntima en esta etapa de la vida.

La falta de hormonas, especialmente la escasa producción de estrógenos, hace que los genitales pierdan elasticidad. De esta manera nos encontramos con varios trastornos derivados que van desde las pérdidas de orina debido al prolapso de la vejiga hasta las infecciones de orina causadas por el debilitamiento de la flora vaginal.

Y es que en la menopausia, el flujo vaginal también sufre las consecuencias y se produce un resecamiento de la vagina que puede producir irritaciones y dolor durante las relaciones sexuales.

Cambios en la zona íntima tras la menopausia

Los cambios experimentados en los genitales son los causantes de unas relaciones sexuales dolorosas, algo que puede terminar con la vida en pareja si no se gestiona a tiempo. Ya sabemos que la zona vaginal es una de las más sensibles de nuestro cuerpo y durante la menopausia se vuelve aún más frágil porque la piel se vuelve más fina y menos elástica.

La falta de estrógenos puede hacer que tanto la vagina como la vulva reduzcan su tamaño con lo que las relaciones se harán más dolorosas e incómodas. De igual forma, los labios mayores y menores también van modificando su forma reduciendo así la zona de entrada a la vagina.

Todos estos problemas que puede ocasionar la menopausia en la vida sexual de una mujer, se verán aumentados si emocionalmente la pareja no está preparada para asumir los cambios que están por venir respecto a sus relaciones sexuales. En cualquier caso, tenemos que recordar que cualquier trastorno de la menopausia tiene su respuesta médica, por lo que siempre es conveniente acudir a un especialista.

Laura Vélez  •  martes, 28 de mayo de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x