Katy Perry, Rihanna y las poderosas enemigas de Taylor Swift