Selena Gomez, de niña Disney a sensual mujer