Habitaciones decoradas según el Feng Shui

¿Preparada para atraer las buenas energías a tu hogar?

Leer

Feng Shui: pon un cabecero bien sólido detrás de la cama

El Feng Shui recomienda que se coloque la cama junto a la pared y que se utilice un cabecero sólido que aportará estabilidad

Feng Shui: coloca la cama pegada a la pared

Lo ideal es poner la cama pegada a la pared de modo que tengas algo de espacio enfrente.

Feng Shui: cuidado con los espejos en el dormitorio

Los espejos siempre son complicados para el Feng Shui. No los contrapongas, pero evítalos también detrás de la cama o de cara a la misma.

Feng Shui: apuesta por los colores yin en tu dormitorio

Si quieres dormir bien, asegúrate de que los colores yin predominan en tu dormitorio.

Feng Shui: No todas las plantas están admitidas

Puedes poner plantas en tu habitación Feng Shui, pero evita las que tengan hojas puntiagudas, los cactus o las flores secas.

Feng Shui: ni televisión, ni aparatos de música, ni peceras...

El Feng Shui te recomienda que saques de tu dormitorio todo lo que haga ruido: televisión, aparatos de música, fax, teléfono, pecera...

Feng Shui: No todos los puntos de luz tienen que venir del techo

Según el feng shui, parte de los puntos de luz de tu dormitorio tienen que venir de lámparas de pie o flexos.

Feng Shui: intenta que tu habitación respire armonía

Los consejos del Feng Shui te van a ayudar a que tu habitación sea mucho más armoniosa y equilibrada.

Feng Shui: La importancia del equilibrio de colores

En un dormitorio, tienen que predominar los colores suaves, pero puedes poner algunos toques de colores ya para animar tu ocio.

Feng Shui: tu habitación no tiene que ser simétrica, pero sí armoniosa

Las dos mesillas de noche no tienen que ser exactamente iguales, pero el Feng Shui te recomienda que tengan cierta armonía.

Feng Shui: ¿dónde está la puerta y la ventana?

A la hora de colocar la cama, debes tener en cuenta dónde está la puerta y la ventana porque entre ellas va a circular la energía del chi.

Feng Shui: asegúrate que haya espacio a ambos lados de la cama

El Feng Shui recomienda que haya espacio a ambos lados de la cama para que pueda entrar desde los dos costados.