Barba de tres días: el éxito del look retrosexual

Imagen de Hugh Jackman, Bradley Cooper, Brad Pitt y Patrick Dempsey con barba

La barba de tres días es una de esas tendencias que pocas veces pasa de moda. Mitos de toda la vida, algunos con más elegancia que otros, pero todos en definitiva han sabido perpetuar el bello facial para que siga teniendo la misma fuerza que décadas atrás. John Lennon, Kurt Cobain, George Michael y hasta Miguel Bosé son responsables de que la imagen pública de alguien con barba sea la referencia para que muchos hombres de hoy en día continúen con esta propuesta de look desenfadado.

La barba triunfa desde Kurt Cobain hasta Bradley Cooper

A los hombres les resulta más cómodo y a nosotras nos parece muy atractiva, pero comodidad no debería significar dejadez y es que llevar barba de tres días es un arma de doble filo. Aparentemente y como imagen suele ser resultona y a quien de nosotras no nos pone a 100 Bradley Cooper o Patrick Dempsey, seguro que no pondríamos ninguna pega a que nos pinchen al darnos un beso, pero cuando se trata de nuestra pareja pues la cosa cambia un poco, si está bien y también nos gusta, pero a los actores, modelos y deportistas aún les queda mejor y su barba parece ser mucho más de terciopelo, como las nubes de algodón de azucar o como una alfombra roja por la que pasear para finalmente estrellarnos en sus labios.

Deportistas, actores y modelos se rinden al look retrosexual

La lista es innumerable, pero el resultado no siempre es satisfactorio, los hay con la barba más desaliñada, como los deportistas Álvaro Arbeloa o Marc Gasol,  y los hay con una barba tan cuidada como el jardín del Palacio de Versalles, como los actores Hugh Jackman o  George Clooney. Pero eso no significa tampoco mucho y no podemos caer en la trampa de pensar que los que hacen deporte son más vagos que los actores, pues también tenemos ejemplos como Brad Pitt o Vigo Mortensen, quienes parece que no se pasan la cuchilla muy a menudo, y aunque nos gustan, porque nos gustan y mucho, deberían de cuidársela un poco más, aunque a ellos poco les importe, pues son guapos con y sin ella. 

Hay casos en los que se usa como un fetiche, por ejemplo de David Villa. El futbolista del F.C. Barcelona parece haber adoptado la máxima de dejarse barba hasta que marca un gol. En otros casos se utiliza como un recurso para tapar imperfecciones en la piel o en la cara, como el actor Joaquin Phoenix. Y por último, los que se dejan barba para intentar dar un cambio en su vida y romper con la imagen que proyectan al exterior, como el tenista Feliciano López o la ex pareja de Jennifer López, Ben Affleck, el primero de ellos para romper con su imagen de gigoló de las canchas de tenis para parecer alguien mas serio y más culto, y el segundo para romper con el pasado, de Ben Affleck actor a Ben Affleck director.

Espesa, cuadrada, perilla, arreglada, frondosa o con la patilla marcada, parece que la barba se ha instalado en nuestras vidas para quedarse, la depilación y ser metrosexual está empezando a caer en el olvido para un nuevo resurgir de los aires bohemios, llámese retrosexualidad o como sea. Lo que queda claro es una cosa: Viva la nueva era neanderthal.

Veri Fernández  •  viernes, 6 de septiembre de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Celebrities

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x