Ellos las prefieren gordas, al menos en tiempos de crisis

Ellos las prefieren gordas

El estereotipo de belleza femenina basado en una mujer extremadamente delgada y sin curvas está dando paso a otro modelo femenino más saludable. Pero los motivos de este cambio en el ideal estético femenino no provienen, como podría suponerse, de la concienciación de la sociedad de los peligros para el organismo que supone mantener un cuerpo muy por debajo de su peso. Si los hombres estás dejando de mirar a esos cuerpos lánguidos y sin curvas para fijarse en las más rellenitas es a consecuencia de la crisis. Sorprendida, ¿verdad?

Cambio de gustos y tendencias

¿Qué ha pasado para que los hombres se empiecen a fijar más en una mujer entrada en carnes y hayan olvidado a la delicada, frágil y etérea modelo que no considera necesario recubrir sus huesos de carne? Hablamos en términos antropológicos. Parece que determinado aspecto físico se vincula con una mayor capacidad para hacer frente a los momentos de estrés ambiental. En este caso, la gordura infunde una mayor confianza en tiempos de crisis, ya que un exceso de calorías se percibe como indicador de que no hay problemas para obtener alimentos. Y este momento actual de crisis económica, de inseguridad laboral y de predicciones apocalípticas es ideal para cambiar los cánones de belleza.

Los hombres se sienten atraídos por aquellas mujeres con unos kilos de más porque perciben más seguridad en su entorno y tienden a creer que tienen una gran capacidad para la resolución de problemas. Por el contrario, la extrema delgadez la relacionan con una mujer débil y enferma que probablemente no sea capaz de afrontar los momentos críticos.

La mujer ideal

Aplaudimos este cambio de preferencias en los gustos de los hombres aunque esté motivado más por una cuestión práctica que estética. Esta teoría del fin del reinado de las mujeres flaquísimas viene avalada por una serie de encuestas realizadas por las webs de contactos SingletonSearch.com y  RomanceSecreto.com.

Desde ambas encuestas se dibuja un nuevo tipo de mujer ideal para estos tiempos de crisis. Se aboga por una mujer real y no de catálogo. Un 34% de los encuestados eligieron a una mujer exuberante y con curvas. Y los rasgos físicos de la mujer ideal en estos momentos son el cabello moreno, trasero respingón y pechos prominentes.

Adiós al aspecto famélico de las modelos de pasarela, aunque todavía hay quien se decanta por ellas. No es tan fácil desterrar los cánones de belleza por más que sean dañinos.

Algo que nos llama la atención de estas encuestas es que los hombres se fijan más que las mujeres en el aspecto físico a la hora de buscar pareja. Algo que sigue pareciéndonos una frivolidad aunque los antropólogos lo justifiquen con esa dependencia de los instintos más primarios tan característica del género masculino. Nos lo pueden explicar en clave biológica, o en clave evolutiva, pero eso de la selección natural, eso de escoger el mejor ejemplar en base a sus rasgos físicos, nos sigue pareciendo exagerado en estos tiempos en los que la mujer puede obviar cuando quiera su papel fundamental en el mantenimiento de la especie.

Laura Sánchez  •  martes, 3 de septiembre de 2013

DF Temas

2 comentarios

Avatar

  • Vicen
    Vicen

    02/12/2013 23:50

    Bueno, en realidad a la mayoría de los hombres siempre nos han gustado más las mujeres con curvas y algún quilito - también fuera de la crisis -, pero quizás ahora se haya acrecentado el porcentaje.

    Valorar
    Responder
  • ines
    ines

    15/11/2013 23:18

    :( soy flaca

    Valorar
    Responder

Página: 1 de 1 (2 Elementos)

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x