Todos quieren ser chicos Abercrombie & Fitch

Imagen de varios chicos Abercrombie & Fitch

Los chicos tienen un nuevo espejo donde mirarse, unos nuevos ideales de belleza, y todo gracias a la compañía estadounidense Abercrombie & Fitch, una marca de moda de ropa informal para jóvenes. A&F, propietaria también de Victoria's Secret, tiene una larga historia, puesto que fundada hace 120 años, pero una vuelta de tuerca en su modelo de ventas ha conseguido otorgarle una posición destacada en el panorama internacional.

Dependientes con el torso al aire

 

Ese cambio esta centrado en sus dependientes, que lejos de ser simples vendedores, representan un estilo de vida saludable, son atractivos, jóvenes, atléticos y nos atienden sin camiseta. Poco importa la música dance o que toda la tienda esté impregnada en colonia de A&F, lo importante son sus chicos, cincelados, fibrosos y que invitan, más que a comprar, a comerte una tableta de buen chocolate.

La interacción con los clientes es total, amabilidad, sonrisas, atención y ¿habíamos dicho ya que van sin camiseta? Dos modelos te reciben en la puerta para que entres en la tienda con buenas vibraciones y ganas de comprarle un regalo a tu novio, que visto lo visto, no debe de ser de la misma especie que estos chicos de anuncio.

Abercrombie & Fitch, un modelo de negocio que funciona

 

Con tiendas alrededor de todo el mundo, las colas que se forman son interminables. Con más obras de arte que el Museo Del Prado, Abercrombie & Fitch se olvida de la cultura y nos deleita con vivas esculturas, un modelo de negocio criticable, pero que a nosotras nos encanta.

Las comparaciones son odiosas

 

Quizás a nuestros chicos no les guste tanto la idea, de hecho, una vez dentro, a nosotras se nos puede escapar alguna que otra miradita y sonrisa, pero son sin duda los hombres los que más se distraen dentro de las tiendas, escrutando cada centímetro del cuerpo de los dependientes, comparando mucho y comprando poco, como cuando se ponen a hacer pis en un servicio con otro chico en el orinal contiguo, y concluyendo desesperados que les hacen falta muchas horas, que digo horas, muchos años de gimnasio para conseguir ponerse así de buenorros.

Los chicos más jóvenes empiezan a tenerlo claro, ya pocos quieren ser médicos o científicos, ahora quieren ser chicos Abercrombie & Fitch. Las bibliotecas se vacían y los gimnasios cuelgan el cartel de aforo completo. En cuanto a nosotras, tampoco necesitamos tanta conversación como se cree ¿o si? La fibra esta de moda, pero no la que nos propone José Coronado.

Veri Fernández  •  martes, 19 de febrero de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Galería

  • Los rasgos masculinos más solicitados en operaciones estéticas

    Los rasgos masculinos más solicitados en operaciones estéticas

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x