David Bisbal, pasión latina