El corsé, un toque de originalidad a tu ropa íntima

Josune de la Riva
 Corse sexy
En las lencerías de Londres asoma una nueva tendencia que está revolucionando la ropa interior. El raso y los encajes en las braguitas o tangas parecen estar dejando hueco a un nuevo estilo íntimo, original y muy sexy. Son los corsés, lo más in del momento en lencería. La actriz y stripped Dita Von Teese, musa del estilo pin up, los ha puesto de moda a base de lucirlos en cada aparición pública, las bailarinas del cantante Robbie Williams los usan para insinuar sus encantos en los conciertos del británico...

El corsé, símbolo de seducción


Sin duda, el corsé es una buena forma de dejar boquiabierta a tu pareja porque lleva implícito aires de seducción. Los hay de todos los tipos y tamaños, más o menos atrevidos, pero todos ellos llevan el mismo sello: una inspiración en la década de los 40 y 50, cuando las curvas eran objeto de culto.

 Corse de plumas

Una variedad de estilos


El toque de picardía que caracteriza a los corsés se debe, sobre todo, a los materiales de los que suelen estar hechos. Hay diseñadores que emplean el satén, la seda y los hay incluso que se animan con una pincelada de fantasía y los adornan con lazos y plumas. ¿Te atreverías con un modelito así de sexy para sorpender a una persona especial? Además, debes sabes que aparte de resultar muy seductores y despertar todo tipo de pensamientos eróticos, son fáciles de quitar y poner y, lo más importante, ayudan a mejorar la postura recta de la espalda, que la salud no hay que descuidarla. ¿Qué más se puede pedir?