La gran contradicción de Fran Rivera: de torero a presentador de televisión

Josune de la Riva
 Fran rivera con el flamenco
Del ruedo de la plaza de toros al ruedo de un plató de televisión. Francisco Rivera Ordóñez ha dejado boquiabierto a público y prensa al anunciar su debut como presentador de televisión, junto a Jesús Quintero, en un programadirigido por el periodista. 'El Sol, la sal, el son' es el título del programa dedicado al flamenco, que se emite en Canal Sur, con el que el diestro ha hecho su gran debut televisivo.

Quintero y Rivera serán los encargados, no sólo de presentar la gala, que tuvo lugar en el Teatro Quintero, sino la serie de trece emisiones por las que pasarán las más grandes figuras del cante, del baile y de la guitarra, a veces apadrinando a jóvenes valores, y que ofrecerá en cada edición un espectáculo flamenco.

Fran Rivera, emocionado con su nuevo proyecto en la tele


Tranquilo, sereno y con sentido del humor se toma el torero esta nueva andadura profesional, una decisión que sabe le acarreará un millar de críticas, teniendo en cuenta su conocido odio a quienes ejercen el periodismo del corazón. Francisco ha contado cuál fue su reacción cuando Jesús, director del programa, se puso en contacto con él. "Jesús me llamo un día que quería verme. Yo le tengo una gran admiración y mucho cariño. Me contó su proyecto y me dijo que quería hacer un programa que lo presentara yo y, como yo me meto hasta en los charcos y confío en el plenamente en él, le dije que sí, porque me encanta el flamenco", ha señalado el diestro.

Fran Rivera asegura que como mejor se torea es escuchando flamenco, "son dos sentimientos que van unidos. Jesús me ha dado esta oportunidad de aprender, porque yo no entiendo nada de flamenco, sólo me emociono cuando lo escucho. El resto es estar aquí y disfrutar de grandes artistas que van a pasar por este gran programa, conocerlos, ver el flamenco desde dentro, disfrutar y saciar mi curiosidad y mi apetito de sentir esta pasión. No pude decir que no a este proyecto", ha dicho emocionado.

En esta nueva andadura profesional no podía faltar el apoyo de su incondicional, la Duquesa de Alba, que siente devoción por el joven torero. Doña Cayetana y Francisco se dieron un cariñoso abrazo. En la gala también estuvieron presentes, entre otros muchos, Los del Río, Pasión Vega, Falete, Niña Pastori.

Puedes leer más artículos similares a La gran contradicción de Fran Rivera: de torero a presentador de televisión, en la categoría de Televisión en Diario Femenino.