El jardín prohibido de Kim Kardashian: 1.000 rosas por San Valentín

Pedro Oliver

El amor entre Kim Kardashian y Kanye West va sobre ruedas. El nacimiento de su primera hija no hizo más que cimentar una relación que va creciendo día a día. Por eso, entre rumores de una boda cada vez más próxima, el cantante ha querido demostrarle su amor en el día de los enamorados en forma de rosas rojas.

Kanye West se desvive por Kim Kardashian

Su prometido la sorprendió llenándole una habitación entera de rosas rojas. Para ser exactos, la floristería arregló 1000 rosas, en diferentes ramos, para llevarlas a casa de ambos. Y si la envidia no fuera ya grande, Kim no ha dudado en expresar el amor de su chico a través de las redes sociales. Y es que la pareja y la pequeña North West, forman la familia ideal.

Europa Press