Jennifer Lawrence, los motivos de su No a Quentin Tarantino

Rocío Jiménez

Ser una de las actrices del momento también tiene su lado malo y sino que se lo digan a Jennifer Lawrence. Con tanto trabajo y tantos papeles sobre su mesa la intérprete de Los juegos del hambre tiene que rechazar algunos proyectos por falta de tiempo. Así ha pasado con el nuevo y esperado trabajo de Quentin Tarantino, The Hateful Eight.

El director de Kill Bill pensó en la artista para el papel femenino de su último western, y pese a que no quería tener rostros demasiados jóvenes en el reparto, el aclamado cineasta siente debilidad por la actriz. Pero, finalmente, no pudo ser ya que Lawrence tenía una agenda muy apretada en el momento de la grabación por lo que fue Jennifer Jason Leigh quien interpretó a Daisy Domergue, una fugitiva condenada a la horca. 

El gran año de Jennifer Lawrence sin Tarantino

2015 ha sido un año grandioso para Jennifer Lawrence. La actriz no solo se ha convertido en la mejor pagada sino que además no ha parado de trabajar y recibir elogios por su trabajo. Así, la ganadora de un Oscar está nominada a los Globos de Oro por su papel en la comedia Joy y ha arrasado en la taquilla con la última entrega de la saga adolescente Los juegos del hambre. Cercana y naturla como la vida misma, así es la actriz que confesó haberse criado "con las ratas", situación que le ha hecho todavía más fuerte. ¿Participará en la próxima película de Tarantino?

Europa Press