Higiene

Tips de higiene íntima para tu salud vaginal

Consejos para mantener una correcta higiene

Ver

Higiene íntima femenina: no te laves la vagina interiormente

Está bien mantener una correcta higiene íntima femenina, pero tampoco te obsesiones. Lavar la vagina interiormente arrastra las bacterias y mata toda la flora vaginal. Lo mejor es que laves el área genital exteriormente una vez al día con un jabón adecuado pH neutro para evitar posibles infecciones. ¡Tu vagina lo agradecerá!

Tips de higiene íntima: no utilices bidé

Lavarse las partes íntimas en el bidé es muy cómodo, pero no es para nada recomendable. Utilizar el bidé facilita que todos los gérmenes presentes en el ano se desparramen por todo el periné y entren en la vagina produciendo infecciones. Lo mejor es que laves el área genital en la ducha con agua y jabón neutro y no utilices bidé por nada del mundo.

Tips de higiene vaginal: limpieza tras el sexo

Después de mantener relaciones sexuales has de lavar muy bien tu vagina. Al tener sexo con tu pareja, aquellos microbios y bacterias que se encuentran habitualmente en el área genital y en el recto pueden adentrarse y acumularse en la uretra corriendo el riesgo de que se produzca una infección en la vejiga. En definitiva, la limpieza tras el sexo es crucial si quieres mantener una buena y correcta higiene íntima.

Tips de higiene vaginal: di no a los sprays vaginales

Hay que tener especial cuidado con los sprays vaginales. Suelen contener perfumes demasiado fuertes y, al igual que sucede con las duchas vaginales, pueden causar reacciones alérgicas, irritaciones e incluso infecciones. Tu vagina tiene su propio sistema de limpieza natural, ¡no es necesario que uses ninguna sustancia química para ayudarla!

Tips de higiene íntima: cuidado con la excesiva limpieza

Es tan malo una higiene íntima escasa como pasarnos con ella, por lo que si queremos evitar dañar nuestra propia flora vaginal, es recomendable que no nos lavemos en exceso. Está demostrado que obsesionarse con la higiene del área genital es contraproducente y hace que la mujer sea más vulnerable a la hora de contraer infecciones. ¡Cuidado con la excesiva limpieza!

Tips de higiene íntima: cuidado en las relaciones sexuales

Después del sexo es recomendable hacer especial hincapié en la higiene íntima. Sabemos que después del coito lo que más apetece es quedarse abrazada a la pareja, pero si quieres cuidar tu salud íntima lo mejor que puedes hacer al terminar la relación sexual es lavar correctamente el área genital para evitar así posibles infecciones.

Tips de higiene íntima: higiene genital diaria

Siempre es necesario tener limpia la parte genital para que, de esta manera, la vagina esté en perfectas condiciones en cuanto a higiene para evitar toda clase de infecciones. Y es que, si hay algo muy importante para la sexualidad femenina, es tener una higiene íntima correcta que podemos llevar a cabo paso a paso de forma sencilla cada día. 

Higiene íntima: siempre utiliza jabón neutro

Para una correcta higiene íntima, es recomendable no utilizar jabones fuertes o que contengan perfumes y diferentes químicos. Lo mejor es el uso de jabón neutro, caracterizado por ser uno de los tipos de jabón menos agresivos con la flora vaginal. Además, es muy recomendable para los labios de la vagina ya que impide que se resequen o que se produzcan infecciones.

Higiene íntima: durante la menstruación, cambiarse cada cuatro horas como mucho es lo recomendable

Cuando estamos con la regla, no podemos atrasar el momento de cambiarnos de tampón o compresa demasiado tiempo. De hecho, ambos componentes en la menstruación no deben estar en contacto con nuestra vagina durante más de cuatro o seis horas. Si utilizas copa menstrual deberás vaciarla cada diez o doce horas aproximadamente.

Higiene íntima: Cuidado con las cremas anticonceptivas

La higiene íntima también tiene que ver con todo aquello que usamos en relación al sexo. Puede ser que tu vagina esté sufriendo un cambio en su flora a causa de las cremas anticonceptivas o el látex de los preservativos. Pon mucha precaución al utilizarlos y si ves que te causan algún tipo de reacción alérgica acude inmediatamente a tu ginecólogo.

Tips de higiene íntima: no es recomendable utilizar desodorantes íntimos

Los desodorantes íntimos no son lo más recomendable cuando queremos que nuestra vagina huela bien y que no tengamos un flujo vaginal con un olor y espesor desagradable. Los desodorantes en el área vaginal pueden contribuir a generar infecciones y problemas de salud en vez de ayudar a la higiene íntima, así que lo ideal es que los evites.

Tips de higiene íntima: no utilices ropa demasiado ajustada

Para que tengamos la vagina en perfectas condiciones y nunca suframos una infección genital o esos molestos picores, lo ideal es que no utilices ropa demasiado ajustada. Es decir, tus pantalones, medias y faldas deberán ser un poquito más holgadas, mientras que tu ropa interior es mejor que sea de algodón. No te olvides de que debes dejar respirar tu zona genital

Para la higiene íntima, no son recomendables las duchas vaginales

Aunque se pusieron muy de moda hace ya algún tiempo, realmente las duchas vaginales son perjudiciales para la salud genital de la mujer. Excederse en la limpieza de la vagina puede ser tan perjudicial como que sea poco abundante. Lo mejor es que utilices agua y jabón y laves tus partes íntimas una vez al día para mantener la zona en perfectas condiciones.

Tips de higiene íntima: ropa interior de algodón

Todo lo que está cerca de nuestra vagina puede ser susceptible de hacer que tenga mejores o peores condiciones. Por eso, a la hora de escoger la lencería que vamos a usar, tenemos que pensar en el algodón como componente fundamental. Este tipo de tejido deja transpirar muy bien y es mucho mejor para prevenir infecciones. 

Higiene íntima: dependiendo de tu cuerpo, tal vez sea peligroso utilizar esponjas

Una esponja puede ser perjudicial para la flora genital, por lo que es más recomendable que limpies tu vagina con la mano ayudándote de jabón neutro sin parabenos. Todo depende de tu cuerpo, y el uso de esponjas es mejor que te la recomiende un médico. Eso sí: recuerda que siempre debes lavarte las partes íntimas de adelante hacia atrás