¿Puedo usar la copa menstrual si tengo infección vaginal (candidiasis)?

La utilización de la copa menstrual durante una infección

L.D

Hace unos años era impensable salir de las compresas y los tampones cuando hablábamos de la regla. Eran muchas las mujeres que se pasaban a los segundos por la comodidad, el tiempo, el precio… Sin embargo, en la actualidad tenemos una opción más que cada vez gana más adeptas: la copa menstrual. 

Este nuevo método de higiene en la menstruación genera todavía un montón de preguntas y dudas. Por ejemplo, ¿se puede usar la copa menstrual si tienes infección vaginal (candidiasis)? ¿Afectará de algún modo a tu infección? Si te lo habías planteado, te ayudamos a resolver todas tus cuestiones. 

¿Qué es la copa menstrual? 

Como ya sabrás, la copa menstrual es un recipiente específico de silicona médica que recoge la menstruación durante 12 horas. De este modo, se elimina la total preocupación de tener que estar cambiándote cada poco tiempo o gastarte demasiado dinero en productos de higiene íntima para la regla. 

Si bien es cierto que la copa menstrual ha supuesto un avance en la forma de entender y llevar el período, aún sigue siendo un tema tabú y a muchas mujeres les quedan dudas por resolver. Cada vez más personas se unen a ella aunque como cualquier otro producto de higiene íntima tiene algunos puntos a favor y algunos en contra. Por ejemplo, si te toca cambiarte o vaciar la copa en un baño público.

¿La copa menstrual puede provocar candidiasis?

Antes de explicarte si puedes o no utilizar la copa menstrual durante una candidiasis, es importante comenzar analizando si esta copa puede ser causante de la infección vaginal. Algunos especialistas aseguran que las infecciones vaginales pueden llevar en cualquier momento y por cualquier motivo a lo largo de nuestra diva, pero la copa no suele ser la causante de la infección vaginal

Las infecciones vaginales se general por una bajada de defensas, por estrés, por alteración de la flora, por mala higiene, por el consumo de antibióticos, por utilizar ropa demasiado apretada o el uso de ciertos tejidos, por cambios hormonales... Las causas pueden ser muy dispares, pero no se ha demostrado el aumento de infecciones con la copa menstrual, por lo que no debe ser un motivo para no volver a usarla nunca. 

¿Se puede utilizar la copa menstrual con una infección vaginal?

Cuando tienes candidiasis lo primero que debes hacer es asegurarte de que estás recibiendo el tratamiento adecuado para tratarla. Durante ese período, la recomendación general es no usar la copa menstrual ya que se pueden agravar los síntomas, como el picor o el escozor de la zona. Tampoco debes utilizar duchas vaginales, o cualquier otro producto que pueda desequilibrar el pH de tu vagina más de lo que puedes tenerlo ya. 

En general, la recomendación de todos los fabricantes de copas menstruales es que, aunque inicialmente no debería suponer ningún riesgo, es mejor no usarla mientras dure la infección En caso de no saber si la tenemos o no, consulta con el ginecólogo todas las dudas que puedas tener: si sospechas que pueden tener una infección vaginal, el tratamiento, los productos que puedes o no usar... El especialista será quien mejor te pueda aconsejar sobre estos temas. 

Debes utilizar tampones y compresas, y cuando tengas seguro que has terminado con el tratamiento y la infección ha desaparecido, podrás volver a utilizar la copa sin ningún problema. Además, es importante destacar que si tienes pareja debe realizarse las pruebas pertinentes para asegurar de que no tiene la infección y, por tanto, no puede contagiarte de nuevo. También tienes que asegurarte de poner a punto tu copa menstrual. ¿Cómo hacerlo? Debes lavarla minuciosamente y esterilizarla para asegurarte de que está limpia.