15 errores que cometes con los tampones, las compresas y la copa menstrual

Y que pueden comprometer tu salud vaginal

Laura DD

Errores que cometes con tampones, compresas y copa menstrual

Cada mes te baja la regla y llevas la rutina de ir a comprar compresas y/o tampones, cambiarte la copa cada cierto tiempo, cuidar aún más tu higiene personal…

Por suerte, en la actualidad, para enfrentarnos a esos días de menstruación contamos con productos muy diferentes y variados (con y sin alas, finas o gruesas, copas más grandes o más pequeñas, tampones más absorbentes o menos, con o sin aplicador…) que se adaptan a cada tipo de mujer. Sin embargo, a menudo cometemos fallos de los que no nos damos cuenta (o de los que nunca nos han informado) que pueden comprometer nuestra salud vaginal.

Por eso, en Diario Femenino hemos recopilado 15 errores comunes entre las mujeres a la hora de enfrentarse a la menstruación y utilizar los productos de higiene íntima.

Errores que cometes al utilizar compresas

1. Evita las de color y perfume, ya que puedes irritar la flora de la vagina. Ayúdate de compresas con alas para evitar manchar la ropa.

2. Para evitar infecciones, se recomienda cambiar de compresa al menos tres veces. Si son últimos días de regla, utiliza compresas con menos absorción pero no te la dejes durante todo el día.

3. Si es verano este número aumenta debido a que se suda más.

4. No siempre la compresa más gorda es la más adecuada. Debes elegir un grosor y absorción de compresa perfecto para tu flujo menstrual.

Errores que cometes al usar tampones

Errores que cometes al usar los tampones

5. El error más común suele ser dejárselo más de 7 horas, incluso para dormir. Puede favorecer la aparición del Síndrome del Shock Tóxico y generar infecciones.

6. Elegir bien el tamaño del tampón suele ser otro error bastante común. No por ponértelo más absorbente terminarás antes con la regla.

7. El uso del tampón se realiza durante la regla, no antes ni después para prevenir.

8. A menudo (por no decir casi siempre) se nos olvida comprobar el buen estado de los tampones, sobre todo de la cuerda. Recuerda comprobar siempre que no esté deshilachada o medio rota.

9. Quedarte con un tampón tras haberte bañado supone que este esté húmedo y se pueda favorecer la aparición de infecciones.

10. No lavarse las manos antes de ponértelo es un error frecuente. Debes lavártelas antes (para prevenir que las bacterias de tus manos puedan pasar a tu vagina) y después (esta parte suponemos que la tienes clara ;-) ).

11. La mayoría de las chicas que usan tampones lo hacen ininterrumpidamente durante el día o incluso también la noche. ¡Error! Se recomienda descansar de tampones y combinar con una compresa, al menos, una vez al día. 

Errores que cometes en el uso de la copa menstrual

Errores que cometes al usar tu copa menstrual

12. Colocarte mal la copa menstrual es un error de lo más común cuando empiezas a utilizarla. Ten presente las recomendaciones, siéntate a conocer tu cuerpo y, sobre todo, relájate y ten paciencia, acabarás pillándole el truco.

13. No calcular bien en qué baño quitártela. Siendo sinceras, la copa no es un tampón que te puedes quitar, tirar a la basura y poner otro, necesita un proceso de limpieza que, en un baño público, puede complicarse un poco. Para ello, no está de más que planifiques bien cuándo te va a tocar vaciarla y en qué baño puedes hacerlo sin sentirte incómoda.

14. No acertar con el tamaño adecuado a tu flujo menstrual.

15. Querer aguantar y dejártela más tiempo del que deberías. La copa acaba llenándose y rebosando el contenido haciendo que manches tu ropa interior.