Cuándo ir al doctor por dolor de garganta: síntomas preocupantes

Acude al centro de salud si tienes estas dolencias

L.D

Cuándo acudir al doctor por un dolor de garganta

Llega el frío y los cambios de temperatura: de la calle a los edificios con calefacción. La garganta se irrita, empieza la tos y acabamos con un buen resfriado, aunque a veces se quede solo es mucosidad y dolor al tragar. Pero con el calor y con los aires acondicionados pasa exactamente lo mismo. Por una cosa o por otra  los dolores o inflamaciones de garganta son uno de los motivos más comunes de consulta médica durante todo el año.

Sin embargo, la mayoría de ellos se quedan en un par de días o 3 de medicamentos, miel y limón, pañuelos o bufandas al cuello y sopas calientes. Aunque ¿qué ocurre si no se nos pasa? ¿Cuándo debemos preocuparnos por nuestra salud y acudir al médico por dolor, irritación o inflamación de garganta?

En algunos casos hay personas que acuden al médico cuando apenas tienen síntomas de resfriados y otras que aguantan en casa con una infección cuando deberían acudir en busca de un especialista. Por lo que la cuestión es cómo diferenciar un dolor de garganta común que podemos pasar en casa de uno con el que debemos acudir al médico. ¿Cuándo ir al doctor por un dolor de garganta? ¡No pierdas detalle!

¿Cuándo acudir al médico?

¿En qué momento debes ir al médico por un dolor de garganta?

El dolor de garganta suele ser una patología común que se pasa a los pocos días con medicamentos, cuidados y remedios caseros. Sin embargo, en algunas ocasiones se extiende en el tiempo y el dolor no disminuye sino que aumenta con los días. La tos se hace más pesada y al tragar parece que tenemos agujas. Entonces, es momento de ir al médico. Un dolor de garganta común no debe extenderse más de 3 días, si lo hace es posible que estemos ante una infección que solo podremos tratar con antibióticos. Además, debemos ir al médico si:

+ Aparece fiebre y no disminuye sino que se mantiene o aumenta a lo largo del día o de dos días, es momento de acudir al centro de salud.

+ Si, acostumbrados a los síntomas comunes, notamos que no vamos a mejor sino que empeoramos a los 3 o 4 días.

+ Si tenemos dificultad para respirar o notamos la tos muy agarrada al pecho.

+ Si ha aparecido un dolor intenso que sube por la mandíbula hasta los oídos.

+ Si notamos flemas o tenemos dificultades para abrir la boca o hablar.

+ La aparición de pus en la garganta y el aumento de tamaño notable de las amígdalas.

+ Cuando, al toser con fuerza, encontramos motas de sangre en nuestro tosido.

+ Si este dolor ha aparecido de forma muy rápida y notas una irritación extrema debes plantearte si has estado en contacto con algún tipo de elemento que pueda haberte dado alergia (plantas, flores…). Si sospechas que puede ser así, acude al médico para que pueda hacerte las pruebas pertinentes o y te recete los medicamentos que necesites.

Cómo actuar ante un dolor de garganta común

Remedios que aliviarán tu dolor de garganta

Aunque seamos conscientes de que solo tenemos un dolor de garganta común, esto no implica que no debamos cuidarnos. Existen remedios infalibles que se han aplicado durante años y han servido para recuperarse de unos buenos resfriados.

+ Prueba a tomarte un vaso de leche caliente con miel, infusiones, o a mezclar miel y limón unos segundos al microondas.

+ Las gárgaras y los vahos de eucalipto tampoco suelen fallar. Te despejarán y te ayudarán a respirar cada vez mejor. 

+ Recuerda no hablar mucho, ponerte pañuelos calientes en la garganta cada poco tiempo y beber mucha agua. Tampoco debes olvidarte de abrigarte para no quedarte fría. 

Con estos trucos conseguirás superar un dolor de garganta común y volver a estar como nueva.