Dolor de garganta con manchas blancas: causas y tratamiento

¿Por qué aparecen manchas blancas en la garganta?

Silvia Bernadó

El dolor de garganta es una afección muy común que puede ser consecuencia de muy distintas enfermedades, como la gripe, la faringitis, la laringitis y la amigdalitis. Pero, ¿qué pasa cuando hay dolor de garganta con manchas blancas?

Algunas veces las molestias en la garganta pueden ir acompañadas de inflamación en la garganta, enrojecimiento, hinchazón en las amígdalas y manchas blancas como causa de la aparición de placas de pus.

Dolor de garganta y manchas blancas

El dolor de garganta viene normalmente por dos tipos de infección la vírica y la bacteriana.

+ Dolor de garganta por infección bacteriana

Si sufres de dolor de garganta y puedes observar placas bancas en las amígdalas es posible que exista una infección bacteriana y placas de pus, lo que es conocido como amigdalitis. Consiste en la inflamación de las amígdalas o anginas. El tratamiento de este tipo de infecciones tiene que ser a base de antibióticos, por lo cual es importante acudir al médico.

Las placas de pus pueden aparecer también en la pared posterior a la garganta, la faringe, en este caso estaremos delante de una faringitis estreptocócica.

Los síntomas más comunes de estos dos tipos de infección son: fiebre, dolor de garganta, manchas blancas en la garganta y/o amígdalas, tos, dificultad para respirar y mucosidad.

+ Dolor de garganta por infección vírica

En cambio, cuando se trata de una infección vírica, el tratamiento puede ser a base de remedios naturales y muchas veces el dolor desaparece de forma natural en unos pocos días.

Hay otras enfermedades, menos comunes, en las cuales también se pueden apreciar manchas blancas en la garganta, como la sífilis o la leucoplasia. Además, la exposición prolongada a sustancias químicas puede provocar dolor de garganta y aparición de manchas blancas. 

Si los síntomas no se van con el paso de los días, si aparecen otras molestias o si el dolor es demasiado intenso, debes acudir a un médico para que examine tu garganta y dé con el problema real.