Dolor de garganta por alzar la voz o gritar

Algunas profesiones requieren forzar la voz, lo que causa molestias en la garganta

Silvia Bernadó

Dolor de garganta por alzar la voz o gritar

El dolor de garganta es una molestia muy común tanto en adultos como en niños, además en cualquier época del año, pues sus causas pueden ser muy diversas, desde una infección vírica hasta el simple abuso de la voz en un determinado momento. ¿Por qué se produce el dolor de garganta por alzar la voz o gritar?

El dolor de garganta por chillar y subir la voz

Algunas profesiones requieren del uso de la voz de forma prolongada, como por ejemplo, los profesores, los actores, los locutores. Incluso en nuestra vida privada y familiar, podemos encontrarnos con situaciones que provocan que hagamos un uso excesivo de la voz: tratar con niños, salir con los amigos, reuniones familiares.

+ Síntomas de haber forzado la voz

Si sufres de molestias en la garganta como irritación o dolor al tragar, puede que sea consecuencia de haber hecho trabajar a tu garganta de más. Si forzamos las cuerdas vocales gritando o abusando de la voz de una manera en la que no estamos acostumbrados, podemos desarrollar problemas en la faringe y las cuerdas vocales.

El síntoma más habitual en estos casos es la afonía o la ronquera en la voz. Lo mejor es poder evitar que llegue esta situación, manteniendo siempre un tono de voz normal, además es muy importante estar siempre hidratado, beber mucha agua, preferiblemente natural.

Por qué duele la garganta al gritar o forzar la voz

+ Remedios para eld olor de garganta

Si ya es tarde para prevenir el dolor de garganta, existen infinidad de remedios para combatir los síntomas leves como la tos, el picor, la ronquera o la afonía. Puedes optar por remedios caseros clásicos tales como las infusiones con limón y miel, que ayuda a suavizar las molestias de la garganta, existen también pastillas de farmacia y caramelos para la afonía y la ronquera. Descansar y dejar la voz reposar ayudará a que la recuperación sea mucho más rápida.

Este tipo de dolor de garganta suele mejorar por si solo en unas horas o días, a menos que se siga abusando de la voz, de manera que no es necesario acudir a un médico si no persiste más de tres días, que entonces puede ser que se haya producido alguna complicación y necesites un tratamiento diferente.