Dolor de garganta por laringitis: síntomas y tratamiento

Uno de los síntomas más habituales son la afonía y la garganta seca

Silvia Bernadó

Dolor de garganta por laringitis: síntomas y tratamiento

Entre los distintos tipos de dolor de garganta que nos podemos encontrar, uno de los más comunes es la laringitis, causa de la inflamación de la laringe y las cuerdas vocales. Las molestias a veces vienen como consecuencia de una infección vírica como la gripe o por un simple resfriado. Sea como sea, es importante conocer los síntomas, el diagnóstico y el tratamiento a seguir.

Síntomas de la laringitis

La laringe está situada en la parte superior de la tráquea y se encarga de la emisión de la voz. Es el aparato que conecta la faringe con la tráquea. Cuando se inflama la laringe y sufrimos de laringitis puede ser que esta sea leve o aguda.

El síntoma más común para detectar una laringitis es la ronquera, aunque también podemos sufrir otros síntomas como la garganta seca, el dolor de garganta, tos, molestias a la hora de tragar, pérdida de la voz e incluso fiebre.

Una laringitis leve se puede tratar en casa sin problema, pero cuando hay varios síntomas graves como la fiebre, con la dificultad para respirar y mucha ronquera, es importante ir al médico. Sobre todo en el caso de los niños para controlar cómo se desarrolla la enfermedad. 

Tratamiento para la laringitis

Cuando la laringitis es leve y está producida por un virus, generalmente, mejora de forma natural en el transcurso de una semana, aproximadamente. Claro que tomando algunas medidas podemos hacer que la curación sea más rápida.

Tomar ibuprofeno o paracetamol para el dolor de garganta, descansar la garganta, hacer reposo, beber muchos líquidos y estar en una habitación con el aire húmedo, son algunas de las cosas que podemos hacer para que nuestra garganta sane más rápidamente.

Dolor de garganta por laringitis: síntomas y tratamiento

Existen además muchos remedios naturales que sirven para aliviar el dolor de garganta, la mayoría no curan, pero si ayudan a reducir las molestias que nos pueda producir.

No es habitual que se requiere un tratamiento con antibióticos cuando se trata de laringitis. Sin embargo, si notas que tus molestias no desaparecen o se agravan con el tiempo, debes acudir a tu médico.