Remedios para el dolor de garganta: soluciones y tratamientos

Consejos para aliviar las molestias de garganta

Silvia Bernadó

Los cambios de temperatura, el frío, la lluvia, todo esto puede afectar a tu salud, atacando las defensas de tu cuerpo y desencadenando, entre otras cosas, dolores de garganta. Estas molestias, además, puede ser producidas por ambientes muy secos o por contagio vírico por parte de otra persona que previamente haya sufrido de dolor de garganta. ¿Qué remedios son más efectivos? Hablamos sobre soluciones y tratamientos para el dolor de garganta. 

Cómo aliviar el dolor de garganta

Hay muchos tipos de dolor de garganta, des de una simple irritación a una infección grave, que desencadenará en estados febriles e incluso puede llegar a provocar vómitos. En estos casos, sin duda hay que acudir a un médico de inmediato.

+ Remedios caseros para el dolor de garganta

Si simplemente tienes irritación en la garganta o faringitis que te produce tos y molestias al tragar, puedes utilizar alguno de los muchos remedios caseros que existen para este tipo de problemas.

Por ejemplo, un vaso de agua caliente con limón y miel, muy sencillo de preparar y muy efectivo. Calienta el agua hasta que llegue a la ebullición, puedes usar unas hojas de limón, una rodaja de limón o simplemente limón exprimido, después añádele una cucharadita de miel y bébetelo poco a poco.

+ Medicamentos para las molestias de garganta

Existen también fármacos para aliviar este tipo de irritaciones, generalmente en forma de pastilla o caramelo, que puedes tomar a fin de aliviar las molestias en tu garganta.

No olvides en acudir a un médico si las molestias son demasiado fuertes o no se pasan con el tiempo ya que podrías necesitar un tratamiento específico. 

Tratamientos para el dolor de garganta que te ayudarán a aliviar las molestias

Cómo evitar que llegue a doler la garganta

Además ha algunos factores que son importantes tener en cuenta:

+ Si duermes o pasas muchas horas en una habitación muy seca, deberías poner un humificador.

+ Es importante cambiar el cepillo de dientes de forma habitual, una vez al mes, por ejemplo.

+ Evitar los espacios con mucho humo

+ Consumir muchos líquidos, es importante beber mucha agua.

Una vez más, te recordamos que si tu dolor o irritación de garganta persisten, es importante acudir al médico antes de que desencadene en una enfermedad de mayor gravedad.