Dolor de garganta y dolor de pecho, ¿qué me ocurre?

Si sientes opresión u otras molestias en el pecho, esto es lo que te está sucediendo

Silvia Bernadó

Por qué se produce el dolor de garganta y el dolor de pecho

Tengo dolor de garganta y dolor de pecho, ¿qué me ocurre? Las infecciones de garganta pueden producirse por distintos motivos y suelen acarrear distintos síntomas: irritación, molestias, enrojecimiento, inflamaciones... Uno de los problemas más graves relacionados con el dolor de garganta es el dolor de pecho.  

Tengo dolor de garganta y dolor de pecho

+ Por una angina

Una de las enfermedades más comunes que deriva de un dolor de garganta y se extiende al pecho es la angina. Esto se traduce en dolor, ardor y presión en el pecho. En el caso de las mujeres, cuando se sufre angina hay varias probabilidades de sentir malestar en el cuello, la mandíbula, la garganta, el abdomen o la espalda.

+ Por enfermedades pulmonares

La constricción en pecho y garganta también puede deberse a la presencia de enfermedades pulmonares o infecciosas. Como una bronquitos, por ejemplo.

Tengo dolor de garganta y dolor de pecho

+ Por reflujo gastroesofásico

Asimismo estos malestares en garganta y pecho pueden deberse a una enfermedad por reflujo gastroesofásico. Además del ardor estomacal y el malestar general, el reflujo puede provocar tos y ronquera en la garganta.

+ Por infección bacteriana

Un dolor de garganta acompañado de una congestión de pecho puede ser, también, el resultado de una infección bacteriana. En este caso, las bacterias pueden haber llegado a los pulmones a través del aire.

+ Por asma

Otro de los causantes de opresión en garganta y pecho es el asma, que hace que las vías respiratorias se estrechen y se hinchen. Y esto puede provocar un aumento de presión en los pulmones.

Dolor de garganta y dolor de pecho, ¿qué me ocurre?

+ Otros posibles factores

Asimismo hay otros factores y enfermedades que pueden provocar ambos síntomas, como una reacción alérgica, la exposición a productos químicos, la exposición a aire acondicionado o el tabaquismo. Todos estos factores pueden derivar en una sensación de opresión en el pecho y dolor de garganta.

En cualquier caso, el dolor de garganta acompañado de malestar u opresión en el pecho es motivo suficiente para acudir al médico, puesto que puede deberse a muchos factores o ser síntoma de enfermedades más o menos graves.