Dolor de estómago con hinchazón: cómo evitar la acumulación de gases

Marta Valle

Dolor de estómago con hinchazón

Los gases suelen representar una de las consecuencias más recurrentes cuando de dolores de estómago se trata. Esta problemática no se manifiesta únicamente en forma de molestias sino que también suele tener un impacto estético, provocando una hinchazón anormal del vientre, haciendo que nos lleguemos a sentir especialmente incómodas. Aunque médicamente esta dolencia no dispone de ningún reconocimiento como enfermedad, sí que llega a preocuparnos a escala personal puesto que la sensación de incomodidad y de embarazo puede limitarnos a la hora de hacer nuestras tareas rutinarias. Debido a esta cuestión, podemos acceder fácilmente a remedios caseros que nos evitan las visitas a nuestro médico de cabecera.

Factores que determinan la hinchazón del estómago

La disposición de gas en nuestro organismo no supone ninguna anomalía en sí misma y su concentración en la zona abdominal no tiene por qué indicar la presencia de ningún peligro para nuestra salud. El problema derivado de una acumulación anormal de gas en esta zona tiene más que ver con el dolor y con la sensación de vergüenza que conlleva un cambio físico tan brusco, aunque ocasional. La razón de que el aire se llegue a concentrar en cantidades exageradas en nuestro sistema digestivo se puede deber, por un lado, a la descomposición de ciertos alimentos que hayamos ingerido durante cualquier comida realizada en la jornada o, por otro, a una masticación excesivamente rápida y brusca que puede provocar que traguemos más aire del que debemos.

El síntoma más evidente y que se manifiesta de una forma más palmaria tiene que ver con la propia hinchazón del estómago y la incomodidad asociada a su generación. También el dolor o el malestar abdominal resultan dos de las consecuencias más desagradables que podemos experimentar cuando sufrimos una hinchazón a consecuencia de una concentración anormal de gases en el vientre.

Existen remedios caseros tales como las infusiones de manzanilla o de hinojo que pueden ayudarnos a reducir la sensación de hinchazón y a expulsar efectivamente los gases de nuestro organismo. La realización moderada de ejercicio también puede ayudar a aliviar la presión y el dolor causado por esta anomalía. Paralelamente, en las farmacias podemos encontrar medicamentos de venta libre orientados a la solución de esta problemática.