Dolor de garganta en verano: ¡muerte a los aires acondicionados!

En verano, el dolor de garganta es habitual por el aire acondicionado

María Fernández

El porqué del dolor de garganta en verano

Paseas por la calle y el calor es tan insoportable que estás deseando entrar en cualquier sitio, caminas dentro del centro comercial y se te pone la carne de gallina por el frío que hace, vuelves a salir y otra vez te encuentras a ti mismo buscando cualquier tipo de sombra para aliviarte el calor… cuando te quieres dar cuenta ha llegado el dolor de garganta en verano ya te han estropeado tus vacaciones.

Cuando se da el dolor de garganta en el verano

Aunque parezca mentira, el dolor de garganta no conoce de estaciones. Solemos asociar este tipo de afecciones con los meses más fríos del año, pero lo cierto es que en verano también se sufre de dolor de garganta. Y nadie se suele librar: desde ancianos hasta los más pequeños de la casa.

1 Dolor de garganta por los aires acondicionados

Los climatizadores y aires acondicionados son una de las principales causas de que incluso en los meses más calurosos suframos de la garganta. Los cambios tan bruscos de temperatura que provocan son un peligro para nuestra salud ya que nuestro cuerpo debe acostumbrarse a brutales variaciones.

Pero no le vamos a echar toda la culpa a los aires acondicionados (después de todo son una máquina controlada por el ser humano). Hay también otros factores que nos causan el dolor de garganta, normalmente asociado al resfriado común, amigdalitis, faringitis o laringitis.

2 Coger frío al dormir sin ropa

Otro de los grandes males del verano es dormir destapados o sin ropa. Aunque cuando nos vamos a la cama hace tanto calor que no te extrañaría ver al mismísimo demonio paseándose junto al armario, lo cierto es que a lo largo de la noche suele refrescar. Nunca, nunca, nunca se debería dormir con el aire acondicionado encendido durante toda la noche.

3 La alergia puede provocar dolor de garganta

Aunque en una gran medida es propia de la primavera, hay quien padece también alergia durante el verano lo que puede causar dolor de garganta. Además, muchas veces cuando salimos a una terraza a media tarde-noche, nos solemos olvidar de que cuando cae el sol bajan ligeramente las temperaturas, por lo que no está de más llevar siempre una chaqueta.

Dolor de garganta en verano: ¡muerte a los aires acondicionados!

Remedios contra el dolor de garganta

Pero también hay otros muchos remedios y prevenciones para el dolor de garganta en verano. Es aconsejable no tomar bebidas muy frías y evitar los entornos muy secos, -incluso, si fuera necesario podrías comprarte un humidificador. Al chupar caramelos se produce más saliva lo que es un remedio casi infalible para las gargantas secas, aunque también se pueden hacer gárgaras con agua tibia.

Y, cómo no, el remedio más ancestral que nuestras abuelas han repetido más de un millón de veces; la leche con miel y limón es mano de santo para cualquier ronquera o dolor de garganta. La regla de oro, como en todas las enfermedades, es mantener al sistema inmunológico en plena forma a través de una dieta sana.

Si tus síntomas persisten o notas un empeoramiento, no dudes en acudir a tu médico.