Causas del dolor de garganta: mejor prevenir que curar

Consejos para evitar las molestias de garganta

Silvia Bernadó

El dolor de garganta, también conocido como faringitis, es una inflamación dolorosa de la faringe; generalmente se trata de una infección causada por una bacteria o virus.

Este dolor de garganta se produce por la inflamación de la garganta o los tejidos que la rodean y que se hallan muy expuestos a las infecciones. Puede ser un síntoma de diferentes enfermedades como son la faringitis, la laringitis y la amigdalitis.

Es muy común en épocas de frío y cambios de clima padecer dolor de garganta, por eso es importante intentar, dentro de las medidas de lo posible, evitarlo. Seguro que tu madre te ha dicho alguna vez que es mejor prevenir que curar... ¡Toma nota de los siguientes consejos!

Cómo prevenir el dolor de garganta

Aunque no hay un método efectivo 100% para evitar una faringitis o un dolor de garganta, estas recomendaciones te serán útiles.

Lo primero es mantener nuestro sistema inmunológico en forma. La buena salud reducirá las posibilidades de sufrir una infección viral o bacteriana:

+ Haz, por lo menos, 30 minutos de ejercicio diario. Esto te hará sentir mejor en el día a día y a la larga notarás los resultados. 

+ Come una dieta equilibrada y rica en frutas y verduras, evita comer alimentos fríos las épocas del año en las que es más usual tener dolor de garganta y mantente siempre hidratado/a.

+ Duerme las horas recomendadas.

También debemos evitar aquellas cosas que pueden irritar la gargantauna molestia tan desagradable como habitual cuando hay dolor de garganta.

+ Lávate las manos con frecuencia y utiliza pañuelos desechables.

+ Abrígate y evita las habitaciones con aire muy seco.

+ Si es necesario, utiliza humificadores. Te ayudarán a tener un ambiente mucho más cómodo en casa. 

+ Cambia tu cepillo de dientes de forma regular. 

+ Evita fumar y los lugares con mucho humo.

+ Intenta no gritar ni forzar la voz.