Dolor de cabeza por el ruido externo: causas y soluciones

Marta Valle

Dolor de cabeza por el ruido

Muchas de las pacientes que acuden diariamente a las consultas médicas, manifiestan sentir trastornos auditivos que asocian pitidos en los oídos con los dolores de cabeza. Pese a que la experiencia médica establece que estos malestares vinculados se refieren especialmente en personas adultas y de una edad avanzada, en los últimos tiempos se ha observado que una tendencia creciente de esta clase de consultas entre la población más joven. Más allá de los diferentes estratos de edad en los que se puedan manifestar jaquecas provocadas por ruidos o por problemas auditivos, muchas de las pacientes que sufren dichas dolencias coinciden en señalar que éstas vienen generadas por una serie de anomalías en sus vidas cotidianas.

Causas de la aparición de dolores de cabeza generados por el ruido

La presencia de zumbidos en nuestros pabellones auditivos suele señalar el padecimiento de un trauma provocado, por regla general, a causa de una exposición continua y prolongada a sonidos o ruidos muy fuertes. Son casos que tienden a ser bastante frecuentes entre aquellas mujeres que disponen profesiones como las relacionadas con la música, la fabricación industrial o los medios de transporte.

Aunque normalmente los zumbidos en los oídos se presentan de forma aislada, existe un porcentaje elevado de mujeres que asocian este fenómeno con la aparición tanto de migrañas como de fuertes dolores de cabeza. En estos casos, resulta absolutamente conveniente la consulta con nuestro médico de cabecera una vez manifestados los síntomas, de forma que podamos permitir al especialista una actuación eficiente frente a la problemática que estemos presentando. De esta forma, se podrán descartar convenientemente infecciones u otras patologías asociadas normalmente al sistema auditivo.

Existen una serie de medidas que podemos adoptar de forma preventiva para evitar la aparición de jaquecas o migrañas vinculadas a fuertes sonidos. En el caso de ser un problema laboral, deberemos acceder a todo el material adecuado que evite que se produzcan estas anomalías. Si la dolencia aparece referida a nuestro estilo de vida, tendremos que adoptar las medidas pertinentes que eviten dichos problemas como pueda ser el uso de tapones en conciertos o eventos deportivos y la regulación adecuada de los auriculares utilizados en nuestros reproductores de música.