Dolor de cabeza por ¿exceso a falta de azúcar?

Marta Valle

Dolor de cabeza por azúcar

Son múltiples los factores que pueden inducir la generación de un dolor de cabeza. Algunas investigaciones médicas han tratado de encontrar una explicación en la propia herencia genética, sin embargo ninguna ha llegado a alguna conclusión clara. Aunque elementos como el estrés, la ansiedad o la inseguridad pueden ocasionar jaquecas de forma más o menos frecuente, hay muchas voces que, en los últimos tiempos, apuntan a la alimentación como una de las claves para explicar el hecho de que las jaquecas sean una de las principales causas de bajas laborales.

La relación entre el azúcar y los dolores de cabeza

La hipoglucemia, es decir un nivel bajo de azúcar en la sangre, es una de las causas más comunes en la generación de dolores de cabeza en las mujeres que padecen diabetes. Hay varios factores que pueden explicar esta reacción a la ausencia de azúcar: tomar demasiada insulina u otro fármaco relacionado, beber alcohol, realizar un exceso durante la práctica de algún deporte o saltarse alguna comida. Aunque resulta conveniente consultar, dado el caso, con nuestro médico de cabecera, existen remedios rápidos y sencillos que pueden aplacar una crisis determinada. Es el caso de las tabletas de glucosa, una cucharada de miel o azúcar y las tazas de leche.

También la hiperglucemia, o los niveles altos de azúcar en la sangre, pueden ser los desencadenantes de una cefalea. Este hecho puede extenderse en el tiempo durante varias horas, incluso días, y puede ser consecuencia tanto de una ingesta abusiva de alimentos como de la escasa práctica de deporte, una lesión, una enfermedad crónica como la diabetes o el propio estrés. Hay remedios caseros, como el pan mojado en vinagre, que pueden llegar a descender el nivel de azúcar en la sangre en los siguientes treinta minutos a su ingesta.

En cualquier caso, resulta conveniente consultar con un especialista porque es cierto que el dolor de cabeza puede ser un simple aviso de nuestro organismo acerca del nivel de azúcar que tenemos en sangre, pero también puede resultar una señal de un problema más grave. También hay que prestar atención a los síntomas que pueden presentarse junto a la jaqueca, de cara a encontrar el diagnóstico más preciso.