Problemas de visión que causan dolores de cabeza

Marta Valle

Dolor de cabeza por problemas de visión

En mayor o menor medida, todas nosotras hemos sufrido molestias palpitantes en la sien o una sensación de latidos fuertes en cualquiera de los dos lados de la cabeza, lo que pasa por ser el desarrollo de una dolencia tan común como la cefalea. Existen multitud de desencadenantes que puede reproducir esta serie de dolores, ya sean factores víricos o nerviosos. Sin embargo, en algunas ocasiones la respuesta a estas jaquecas se debe a problemas de visión no detectados o a una mala graduación tanto de las lentes de contacto como de las gafas que usemos habitualmente. Dado el caso, deberemos consultar con un oftalmólogo con el objetivo de poner remedio a dicha situación.

Los problemas de visión causan dolores de cabeza

La miopía es un defecto de refracción del ojo a partir del cual éste se ve dificultado para visionar correctamente objetos o personas desde lejos. Esta anomalía conlleva un forzamiento de la vista, lo que, en definitiva, termina derivando en fuertes dolores de cabeza en caso de no corregirse. Por otro lado, las mujeres hipermétropes –que disponen una problemática para enfocar correctamente los objetos o las personas situados cerca del campo de visión- sufren jaquecas después de pasar mucho tiempo delante de la pantalla de un ordenador o leyendo. El problema fundamental radica en que muchas mujeres son miopes o hipermétropes sin saberlo, por lo que suelen agravar esta dolencia debido al esfuerzo extraordinario y continuo que realizan para conseguir enfocar el campo de visión.

No es una patología tan común como las mentadas anteriormente, pero un proceso de estrabismo sin diagnosticar puede fundamentar la aparición de cefaleas que nos impidan llevar nuestro ritmo normal de vida. Estos síntomas no suelen aparecer  hasta pasado un tiempo, sin embargo, una vez detectados, resulta imprescindible consultar con algún profesional especializado en los órganos de la vista.

Pese a todo lo molesta que pueda llegar a ser esta situación, la solución dispuesta por los profesionales es realmente sencilla. Dependiendo de la enfermedad que suframos, ésta puede ser solucionada bien mediante el uso de lentes de contacto o gafas, bien a través de un proceso quirúrgico que corrija la anomalía. Una vez solventada esta problemática, los dolores de cabeza pasarán a formar parte del pasado.