Dolor de cabeza durante el embarazo: evita la cefalea de embarazada

Dolor de cabeza durante el embarazo

Resulta bastante frecuente sufrir dolores de cabeza cuando estamos embarazadas, especialmente durante los primeros tres meses de encontrarnos en dicho estado. Éste suele estar causado por la tensión generada por el embarazo y es posible que se materialice como una molestia constante en ambos lados de la cabeza o, incluso, en la zona cervical. Los especialistas en la materia no acaban de ponerse de acuerdo en torno a la cuestión del origen de esta clase de patología, aunque existe un acuerdo tácito en señalar el gran revuelo hormonal dispuesto en nuestro organismo durante dicho proceso.

Cómo remediar el dolor de cabeza durante el embarazo

Pero no sólo los niveles elevados de estrógenos en la sangre potencian la aparición de cefaleas y migrañas, sino también los cambios metabólicos debidos a la disminución de la glucosa en sangre durante los primeros meses de embarazo, así como la hipotensión y la vasodilatación sanguínea propias de este estado. Otras causas plausibles que pueden provocar la aparición de cefaleas son: las alergias, la congestión nasal, el cansancio general, el estrés, la mala alimentación, la deshidratación o la falta de sueño.

Dado el estado tan delicado, sobre todo a nivel hormonal hasta que el cuerpo se estabiliza hacia el segundo trimestre del proceso, resulta imprescindible la consulta con el médico para establecer el diagnóstico a la par que el tratamiento más eficaz. En principio, no existe ningún riesgo, tal y como indican los prospectos, en tomar paracetamol. Sin embargo, la mayoría de analgésicos y aspirinas que se venden tanto con receta como sin ella no están recomendados para mujeres embarazadas, por lo que acudir a un doctor adquiere más importancia si cabe.

Otras formas tanto de paliar como de evitar la aparición de dolores de cabeza durante el embarazo residen en la utilización de algunos trucos sencillos y comunes. Realizar ejercicio de forma moderada, procurar descansar adecuadamente, llevar a cabo una dieta sana y equilibrada, aliviar la tensión a través de masajes o técnicas de relajación y, ante todo, evitar un cansancio excesivo durante todo el proceso.

Marta Valle  •  lunes, 1 de julio de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x