Migrañas: cómo prevenir ese intenso dolor de cabeza

Mantener a rayas las migrañas en verano

En verano aumenta el riesgo de padecer migrañas y dolores de cabeza. El motivo no es otro que el cambio de hábitos en el descanso y en las comidas, y sobre todo, el calor. Si tienes tendencia a sufrir migrañas o dolores de cabeza, presta especial atención en verano para prevenirlas.

Dolores de cabeza que aumentan con el calor

Las personas que sufren migrañas y dolores de cabeza frecuentemente saben que el verano es una época especialmente difícil. No todas las migrañas se desencadenan por el mismo motivo, porque cada persona es diferente. Y todas esas circunstancias que pueden provocar las cefaleas y que durante el resto del año podemos mantener a raya, resulta que en verano escapan a nuestro control.

Tanto el calor como la intensidad de la luz dilatan las arterias, por lo que el riesgo de sufrir migrañas aumenta considerablemente. Los cambios de presión así como los de temperatura, provocados por el aire acondicionado y la ingesta de bebidas y alimentos muy fríos que alteran la temperatura de nuestro cuerpo también son un desencadenante de los dolores de cabeza.

El cambio de ritmo que se produce en verano es otro de los motivos que aumentan la probabilidad de padecer migrañas. Rompemos la rutina habitual y nos saltamos los horarios de las comidas y del sueño. También es frecuente que en época de vacaciones nos permitamos ciertos excesos, no nos privamos de los refrescos excitantes y del alcohol. En definitiva, el verano supone una alteración brusca de nuestro ritmo de vida y eso puede afectar negativamente en lo que a sufrir cefaleas se refiere.

Prevenir las migrañas

Los neurólogos proponen una serie de recomendaciones para que las personas que sufren migrañas no vean empeorada su situación en verano. La principal recomendación es evitar las exposiciones prolongadas al sol, usar ropa ancha y clara, y reducir los cambios bruscos de temperatura.

Tampoco es recomendable alterar en exceso los ritmos biológicos. Trasnochar, ingerir alcohol y cambiar los horarios de las comidas son factores decisivos para desencadenar fuertes cefaleas. También hay que tener cuidado con el exceso de actividades físicas, porque con las altas temperaturas no sólo existe el riesgo de aumentar las migrañas, sino también los golpes de calor o insolaciones.

Existen algunos remedios caseros para reducir la incidencia de las migrañas y de los dolores de cabeza:

-    Descansar bien. Tanto una escasez de las horas de sueño, como dormir demasiado puede provocar dolores de cabeza.
-    Relajar la vista para que la intensidad de la luz solar no afecte a la tensión ocular.
-    Hacer ejercicio moderado para relajar los músculos y liberar la tensión.
-    Mojar frecuentemente la frente y el cuello y buscar lugares a la sombra es una de las mejores medidas de prevención.

Evidentemente, si eres de las personas propensas a sufrir migrañas o dolores de cabeza intenso, aparte de seguir estas recomendaciones, no debes olvidarte de llevar contigo los fármacos que el médico te haya recomendado para esas ocasiones en las que no puedas evitar que el dolor aparezca.

Laura Sánchez  •  jueves, 19 de julio de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos