Dolor de cabeza en verano: remedios para la cefalea estival

Dolor de cabeza en verano

Existe una tendencia creciente entre aquellas mujeres que padecen cefaleas y migrañas, a aumentar los factores de riesgo que afectan a estas dolencias durante la estación veraniega.  El propio calor de la época unido a una mayor luminosidad son las principales causas que propician esta situación, aunque también pueden ser originadas por un exceso de sol, los cambios de temperatura bruscos ocasionados por el aire acondicionado, la ingesta de alimentos muy fríos como bebidas o helados, el estrés, los cambios de presión o un descanso inadecuado durante las noches debido, precisamente, a estas elevadas temperaturas que se dan en el verano.

Prevenir el dolor de cabeza en verano

Como hemos comentado, el incremento de las temperaturas durante la época estival incrementa el riesgo de padecer dolores de cabeza, ya sea por una dilatación de las arterias o por el incremento de la presión atmosférica. Para evitar estas situaciones, resulta conveniente que nos resguardemos todo lo posible del calor, tanto cuando estemos en la calle como en casa, además de procurar vestir ropas anchas y de colores claros –ya que concentran menos el calor que los oscuros-. Vinculado necesariamente a lo dicho, hemos de controlar, por otra parte, las exposiciones largas al sol cuando vamos a la playa, a la piscina o realizamos algún tipo de excursión.

Normalmente, el verano es la época en la que tomamos vacaciones, por lo que, en muchas ocasiones, renunciamos a las rutinas marcadas por el horario laboral y realizamos cambios significativos en los ritmos biológicos de nuestro organismo. De esta forma, aunque nos relajemos en este período, resulta importante mantener horarios fijos para las comidas y para dormir. La alimentación también va a ser importante de cara a evitar dolor de cabeza en verano y es que los platos ligeros y frescos son preferibles a las comidas cargadas de calorías.

Una correcta y abundante hidratación –en torno a dos litros de agua diarios- así como evitar un exceso de bebidas excitantes o alcohólicas van a ayudarnos a prevenir estos dolores de cabeza estacionales. Acciones, en apariencia tan sencillas, como mojarnos el cuello y la frente para refrescarnos así como no propiciar situaciones en las que se produzcan cambios muy bruscos de temperatura resultan grandes aliados en la batalla contra las cefaleas y las migrañas.

Marta Valle  •  jueves, 1 de agosto de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x