Diagnóstico y tratamiento para la garganta enrojecida

Cómo aliviar las molestias por tener la garganta roja

Silvia Bernadó

Cuando existen molestias o dolor de garganta es importante saber qué lo causa. Una exploración casera puede ayudarte a determinar la gravedad de tu afección. Al observar tu garganta puede que te encuentres delante de las amígdalas inflamadas, de los nódulos inflamados, de manchas de pus en faringe y amígdalas o de la garganta enrojecida. Pero ¿cómo hacer un diagnóstico correcto? y, sobre todo, ¿qué tratamiento es mejor?

Dolor de garganta por enrojecimiento

Son muchas las enfermedades que, entre sus múltiples síntomas, producen enrojecimiento de la garganta, por ejemplo: la gripe, la influenza, el resfriado, la faringitis, la laringitis o las alergias.

Es importante distinguir qué tipo de enfermedad es el que está causando dolor de garganta, si se trata de un simple resfriado, catarro o una irritación de garganta. Además de los tratamientos que te pueda recomendar tu médico, existen remedios caseros a base de infusiones y gárgaras que te ayudaran a aliviar las molestias, además de pastillas específicas para el dolor de garganta. De todas maneras, cuando se trata de una afección de esta naturaleza, el dolor suele desaparecer en el transcurso de unos pocos días y por sí solo.

En caso de que además de tener enrojecimiento de garganta haya síntomas como la fiebre alta, inflamación de amígdalas o faringe, inflamación de los nódulos, mucosidad, dificultad para respirar, dolores musculares, falta de apetito. Puede tratarse de una gripe, que habrá que tratar en casa a base de analgésicos y antiestamínicos, pero que en unos días se pasará.

O bien puede tratarse de una infección bacteriana como la faringitis estreptocócica o tratarse de una infección con placas de pus, en ambos casos es importante acudir al médico porque el tratamiento a seguir deberá ser a base de antibióticos