Dolor de garganta por culpa del aire acondicionado

En verano, llega la terrible irritación y molestias provocado por este aparato

Silvia Bernadó

Dolor de garganta por culpa del aire acondicionado

El verano nos somete a temperaturas muy altas que hay que combatir de todas las maneras posibles, una de ellas es el uso del aire acondicionado. Además de tener en casa, cuando entramos en sitios públicos como tiendas, bares o autobuses, sufrimos el cambio de temperatura entre el exterior y el que produce el aire acondicionado en el interior. Estos cambios bruscos pueden provocar, entre otras cosas, que suframos de dolor de garganta.

La relación entre el aire acondicionado y el dolor de garganta

Seguro que cada verano lo escuchas cientos de veces: 'cómo me duele la garganta por el aire acondicionado'. Pero, ¿qué relación existe entre este aparato para refrescarnos y las molestias de garganta

+ ¿Por qué duele la garganta con el aire acondicionado?

El aire acondicionado es seco y puede causar dolor y molestias en la garganta. Esto puede causarte molestias al tragar, irritación, tos, inflamación de las anginas y demás. De ahí, la importancia de utilizarlo de una manera lógica y teniendo en cuenta el bienestar de todos los que están en la sala. 

Por qué el aire acondicionado causa molestias en la garganta

+ ¿Cómo evitar estas molestias?

Es importante intentar evitar que se dé esta situación, de manera que si el aire acondicionado que te provoca dolor de garganta es el de tu hogar o tu oficina, debes intentar humidificar el ambiente, así evitaras la sequedad en la garganta a causa del aire. Puedes hacerlo con un humificador o simplemente colocando plantas en la estancia.

Estar siempre bien hidratado es muy importante para intentar prevenir este tipo de afecciones, bebe agua y zumos de manera regular. Además puedes suavizar tu garganta tomando caramelos con miel.

Si ya es tarde para evitar el dolor de garganta, puedes acudir a los remedios caseros que te ayudarán a aliviar las molestias que estés sufriendo a causa del aire seco o en caso de sufrir de inflamación en las amígdalas o anginas, acudir al médico para una exploración.