¿Es recomendable hacer deporte si tienes dolor de garganta?

Descubre en qué casos el ejercicio no es beneficioso

Silvia Bernadó

El dolor de garganta, muy frecuente en épocas de frío, puede ir acompañado de muchos otros síntomas y crear complicaciones, como mucosidad, tos o fiebre, por ejemplo. Parece que cuando sentimos molestias nos cuesta más ponernos el chándal pero una vez que vecemos la pereza, ¿es recomendable hacer deporte si tienes dolor de garganta? Ante todo, recuerda que lo más importante es que impere el sentido común. 

Hacer deporte cuando se sufre dolor de garganta

En primer lugar, hay que tener en cuenta que hay muchos tipos de dolor de garganta. Según los síntomas que acompañen las molestias de garganta, el deporte puede puede llegar a ser beneficioso o perjudicial.

+ Dolor de garganta, tos y problemas respiratorios

Si las molestias de garganta van acompañadas de tos y problemas respiratorios, no es recomendable hacer ejercicio, puede ser que los síntomas se compliquen y las molestias se alarguen durante más tiempo. Además, si no se puede respirar con normalidad, la práctica del deporte será mucho más complicado e incómodo además de peligroso. 

+ Si hay fiebre y dolor de garganta

Sobre todo es importante no hacer esfuerzos y deporte si hay síntomas fuertes como son la fiebre, la fatiga, el malestar en el estómago, la congestión de pecho o los dolores musculares. La debilidad no te dejará disfrutar del deporte y acabarás demasiado cansado. 

+ Cuando solo hay estornudos

Cuando los síntomas del dolor de garganta son leves como estornudos o goteo nasal, hacer deporte puede ser beneficioso. El ejercicio es beneficioso para el sistema inmunológico, ya que ayuda para su fortalecimiento y, por lo tanto, a que estés más protegida delante de las amenazas externas como virus y bacterias.

La importancia de la dieta equilibrada

Siempre es importante cuidar la alimentación, pero cuando se está enfermo o con dolor de garganta, con más razón. Mantener una dieta sana y hacer deporte diariamente, aunque solo sea andar una hora todos los días, dormir y descansar bien y no acumular tensiones y estrés, te ayudará a estar más prevenida frente a los posibles dolores de garganta. 

Si la dolencia se mantiene mucho tiempo o las molestias se agravan, no dudes en acudir al médico para que te ayude a acabar con el dolor de garganta.