Cinco consejos para una higiene íntima vaginal paso a paso

Napoleón Fernandez

Una higiene íntima femenina es esencial para sentirse fresca y limpia durante todo el día, pero también para prevenir la aparición de horribles infecciones de vagina, picores u otros problemas que podrían afectar a esta zona tan sensible y delicada. Para conseguir tener una zona íntima bien cuidada, deberás tener en cuenta algunos consejos para tener una higiene íntima adecuada. Es importante que aprendas a cuidar tu flora vaginal y que puedas tener un pH de la piel estable. No te pierdas los cinco consejos para tener una higiene íntima vaginal paso a paso.

Cómo hacer una correcta higiene íntima

1 Manos limpias: Lo primero que tendrás que hacer antes de empezar tu rutina de higiene íntima es lavarte bien las manos antes de entrar en contacto con tus genitales. Lo ideal es que te laves la vagina una vez al día justo después de levantarte por la mañana ya que durante la noche esta zona empieza a sudar (sobre todo en verano). Aunque si realizas una actividad física necesitarás un poco más de higiene.

2 Aguas y jabones neutros: La forma en la que debes lavarte la vagina es muy importante. Para lavar tus genitales es mejor hacerlo con agua y un jabón específico para zonas íntimas femeninas, porque será adecuado y respetará el valor del pH de tu delicada piel de la vagina. Sobre todo tendrás que evitar lavarte la vagina demasiado a menudo ya que podrías causarte irritaciones. Asimismo, tendrás que evitar el uso de jabones y lociones que no sean específicos para la zona íntima porque pueden irritar tu piel, destruir tu flora vaginal y que además, pueda salir alguna infección. Lo mismo ocurre con los jabones perfumados, pueden causar irritaciones y dermiatitis en la zona.

3 Huye de esponjas: Cuando tengas que lavarte la vagina, olvídate de esponjas u otros elementos de limpieza, lo mejor que puedes utilizar son tus propios dedos.

4 No a los desodorantes vaginales: No es buena idea usar desodorantes vaginales en la zona íntima porque pueden causar irritación, reacciones alérgicas e incluso puede camuflar el olor desagradable de una infección y que ésta se agrave por no recibir intervención médica inmediatamente.

5 Lleva buenos hábitos cada día: Además, para tener una buena higiene íntima vaginal, tendrás que usar los tampones adecuadamente (cambiarlos con regularidad); no usar ropa apretada que te haga sudar más de la cuenta, cuando vayas al baño límpiate siempre de adelante hacia atrás y nunca a la inversa y también debes recordar lavarte la vagina antes y después de mantener relaciones sexuales.